Una ‘app’ para aprobar el carnet de conducir jugando en tu tiempo libre

Una ‘app’ para aprobar el carnet de conducir jugando en tu tiempo libre

Se acabó lo de atarse a una sala de autoescuela para hacer tests. Y lo de cargar el libro de teoría intentando memorizar cuál es la forma correcta de tomar una rotonda. La startup Dribo ha simplificado la forma de prepararse para sacarse el carnet de conducir y ofrece ejercicios entretenidos, basados en juegos, con el objetivo de afianzar los conocimientos y el compromiso de los usuarios. También dan la opción contratar las prácticas y se hacen cargo de gestionar toda la documentación.

  • ¿De quién hablamos?

La startup Dribo comenzó su andadura hace menos de dos años y nació de la unión de varias casualidades. Uno de sus cuatro fundadores, Enric Romero, tenía una agencia de publicidad digital y trabajaba con Óscar Gallo como cliente, que tenía dos autoescuelas que quería llevar al mundo digital. Ahí es cuando ven la primera oportunidad de ofrecer algo novedoso. Un día, alguien les pone en contacto con Alberto Pastor, que era programador y estaba desarrollando un software destinado a la formación de conductores. Parecía que las piezas empezaban a encajar, solo necesitaban alguien que le diera la forma definitiva al proyecto. Ese fue Manuel Caldas, que en ese momento era alumno en una de las autoescuelas de Óscar Gallo. Caldas tenía alguna que otra experiencia en el mundo de las startups y, cuando le presentaron el proyecto, lo tuvo claro: esa idea necesitaba una inversión fuerte para empezar a desarrollarse. "Entonces empezamos a sacar las primeras versiones de prueba, testando contenido con las autoescuelas de Óscar", explica Enric Romero. "En septiembre del año pasado ya teníamos la primera versión definitiva con contenido completo para IOS y Android".

  • ¿Cómo funciona?
Captura de pantalla de la aplicación Drivo.

La aplicación permite a los alumnos acceder al contenido de formación teórico y los tests de prueba, aunque el examen definitivo lo tienen que hacer, como el resto de autoescuelas, en la Dirección General de Tráfico. Lo que marca la diferencia en este sentido es la forma de presentar la información. Dribo utiliza la gamificación para ofrecer una formación amena más allá de ir a clase una hora al día. Además de facilitar que los conocimientos se asienten más fácilmente, utilizan estos juegos para que los contenidos sean atractivos y enganchen. "No tenemos un profesor detrás de ti, por eso tenemos que esforzarnos para mantenerte enganchado a la teoría", explica Romero. Algunos de estos juegos proponen seleccionar conceptos y agruparlos.

Dribo también se encarga de gestionar el papeleo a la hora de presentarte a los exámenes y sus precios ya incluyen las tasas. El objetivo es que no tengas que ir a la autoescuela en ningún momento. Cuando llega la parte de las prácticas hay dos opciones: puedes reservar las clases prácticas con ellos, directamente en la aplicación, y pagarlas al momento. Pero también se han asociado con otras autoescuelas para contratar su servicio de prácticas a través de la aplicación. Por ahora están asentados en Barcelona, pero acumulan más de 20.000 descargas en toda España y cuentan con ir llegando a otras ciudades al asociarse con otras autoescuelas. 

  • ¿Por qué nos interesa?

Esta startup simplifica el proceso de sacarte el carnet de conducir y permite hacerlo desde casa y en ratos libres. Dan la oportunidad de formarte sin tener que ir a la autoescuela. Y tampoco te tienes que preocupar por el papeleo. "Nuestros usuarios la utilizan cuatro o cinco veces a lo largo del día, en fragmentos de 15 minutos", explica Romero. Eso son unas dos horas de formación al día. Además, la metodología mediante juegos facilita que los conocimientos se asimilen mejor y que se adapten a los contenidos que cada persona va asimilando. 

Los chicos de Dribo se han propuesto que el proceso formativo incida en el cambio de hábitos de lo que significa ponerse frente a un vehículo. Y educar a los conductores en otras formas de movilidad disponibles, como compartir vehículos o alquilarlos por horas. Su objetivo final, es que la persona que entre en Dribo se saque el carnet de conducir pero también pueda acceder al seguro de su automóvil o tenga accesible la financiación para comprarse uno o acceso a otras apps de movilidad como Uber o Cabify.

¿Tienes una startup o una innovación que deberíamos conocer? Escríbenos a redaccion@elpaisretina.com.

 

Por

Más información

Retina

21/08/2018
03
Pucho (Vestusta Morla): “Uso la cámara como un diario”

Pucho (Vestusta Morla): “Uso la cámara como un diario”

El cantante de Vetusta Morla, uno de los grupos que más se ha aprovechado del complejo sistema de autogestión que facilita Internet, jamás se separa de su cámara de fotos instantánea. Ya sea en sus giras maratonianas o en el día a día.

El botón de hacer coches
05

El botón de hacer coches

La tecnología 3D permite a los fabricantes aligerar pesos, acortar plazos y abaratar costes. En 2019 podrá comprar el primer vehículo salido íntegramente de la impresora.

La larga prehistoria de la Red
09

La larga prehistoria de la Red

Aún no nos damos cuenta de lo que está suponiendo la Red. Por eso, el aurtor propone colocar este fenómeno junto a otros sucesos capitales de la evolución para prestar más atención a lo que estamos viviendo.

Normas