Las búsquedas personalizadas, cada vez más exigentes

Las búsquedas personalizadas, cada vez más exigentes

Los usuarios y clientes dejan de lado las búsquedas generalistas como “viajes en pareja”, que han sido sustituidas por “viajes para mí” o “viajes que debería hacer”

Cuando exploramos el mercado, ya sea físico o digital, no siempre tenemos un producto específico en mente. Muchas veces queremos encontrar ese artículo que desconocemos pero que se ajusta a nuestras necesidades. Esta exigencia ya se nota en los buscadores; según datos de Google, en los dos últimos años han aumentado un 60% las búsquedas que incluyen la frase “para mí”.

Pero no solo se acude a los buscadores para encontrar productos. También se va a ellos a buscar información y consejo. Palabras como “debería” han incrementado su presencia un 65% desde 2016 en las búsquedas de Google. Preguntas que no tienen respuesta simple como ¿Qué debería comer? o ¿Debería hacerme vegano? demuestran que el uso que se les da a los buscadores ha cambiado.

La personalización se deja notar en el crecimiento en la inclusión de expresiones como “cerca de mí” o “cerca de mi localización”. El objeto de las dudas no tiene límites, y van desde el tipo de mascota que más le conviene hasta dónde ir de vacaciones o qué tipo de tarjeta bancaria le viene mejor.

El nuevo consumidor ha dejado de acudir a la web solo a buscar respuesta. Quiere encontrar en ella sugerencias e ideas nuevas que se adaptan a su caso. La oportunidad que este cambio en las costumbres ofrece a los responsables del marketing de las empresas no se debe desaprovechar.

Para saber más:

 

 

Retina

17/11/2019
06

Hacia la colonización comercial del espacio

Los emprendedores se están haciendo con las órbitas bajas, una sección del espacio relativamente virgen y de más fácil acceso. La ausencia de regulación y el apetito empresarial hacen florecer nuevos modelos de negocio galácticos

Hacia la colonización comercial del espacio
Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas
09

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas

El 80% de los profesores usa tecnología para preparar y desarrollar sus clases. Algunos crean sus propios materiales digitales con herramientas gratuitas de grandes tecnológicas, como Apple, Google o Microsoft. ¿Convierte esto al alumno en moneda de cambio?

Normas