Los asistentes de voz son mucho más que una agenda personalizada

Los asistentes de voz son mucho más que una agenda personalizada

El 72% de los usuarios los han incorporado ya a su rutina diaria. Los propietarios de estos dispositivos físicos afirman que interactúan con ellos como si fueran personas

Cuando se habla de asistentes de voz muchos piensan en HAL 9000 o en Marvin, el androide paranoide de la Guía del autoestopista galáctico. Pero los altavoces que incorporan estos asistentes virtuales ya son una realidad que cuenta con un número creciente de usuarios que alaban sus buenos resultados.

Los datos de una encuesta realizada por la consultora Peerless demuestran el gradual aumento de su uso y su introducción en el día a día. El 72% de los que lo poseen lo han incorporado a su rutina. Los motivos para hacerlo: mayor velocidad a la hora de realizar tareas, poder hacer más de una cosa a la vez y la capacidad de programar acciones.

Los propietarios de estos dispositivos físicos afirman que interactúan con ellos como si fueran personas. Por favor y gracias son las frases que más repiten cuando les piden información. De hecho, un 41% de los que utilizan altavoces con algún tipo de asistente por voz están convencidos de que hablar con ellos es parecido a hablar con otra persona.

Aunque ya pueden contar chistes, habrá que esperar a que desarrollen el sentido del humor del androide de Douglas Adams. Pero que los asistentes de voz están cambiando nuestra forma de relacionarnos con personas y con marcas, es una evidencia que no puede negarse. 

Retina

20/07/2018
Normas