¿Qué pasa cuando el todopoderoso internet no habla tu idioma?

¿Qué pasa cuando el todopoderoso internet no habla tu idioma?

Aunque el unicode consortium registra cada vez más sistemas de escritura, apenas 10 lenguas concentran la actividad del 82% de los usuarios de internet

Este es el aspecto de un alfabeto que ha alcanzado la vida eterna. El nü-shu nació en la China imperial hace más de seis siglos y solo tenía sentido para las mujeres de la región de Jiangyong, en la provincia de Hunan. Privadas de una educación, inventaron este sistema de escritura fonético y traspasaron sus secretos de madres a hijas o entre cuñadas. Con esos trazos se escribieron cartas, poemas y canciones. Pasaron a la historia como el único alfabeto inventado y usado solo por mujeres.

Hacia el siglo XX comenzó el prólogo de su muerte. Disminuyó su uso, fue suprimido por la ocupación japonesa en los años treinta y cuarenta y por la Guardia Roja en los sesenta, madres y amigas dejaron de aprenderlo... Y en junio del año pasado, se hizo inmortal. La versión 10.0 del estándar Unicode no solo incluyó el nü-shu. Ahora también están codificados el masaram gondi (India), el zanabazar cuadricular y el soyombo (Mongolia).


Sistemas de escritura añadidos a Unicode



Fuente: Unicode Consortium

  • Codificación de caracteres, en cristiano

En este momento, el Unicode Consortium admite 139 escrituras. ¿Qué significa esto? Antes de junio de 2017, habría sido imposible introducir en un ordenador una triste sílaba de nü-shu. Ahora, Unicode ha asignado a esta escritura códigos como los que acompañaban a los trazos de la imagen inicial y esta correspondencia permite al ordenador interpretar el nuevo alfabeto. ¿Otro ejemplo? Nuestras eñes no estarían aquí, en esta web, si en ella no estuviera especificada la codificación UTF-8 (Unicode) o la ISO 8859-1 (ANSI).

En este lado del charco, no estamos acostumbrados a ver la codificación como un problema. Tenemos nuestros caracteres raritos, pero el alfabeto latino contiene, al fin y al cabo, las letras sobre las que se pensó la programación informática. Auque el idioma sea otro, los cimientos de internet están basados en nuestro mismo sistema de sistema de escritura. Y eso se nota.

"Puedo enviarte un montón de mierda (💩), pero no puedo escribir mi nombre", lamentaba el ingeniero Aditya Mukerjee en 2015. La primera versión del estándar de Unicode ya incluía el bengalí, pero se dejó caracteres fuera. "Todavía hoy me veo obligado a hacer contorsionismos ortográficos para escribir mi nombre", explicaba Murkerjee.

Sin embargo, el debate sobre estas carencias parece estar más tranquilo últimamente. "Todo esto está bastante resuelto. Otro tema diferente son las lenguas que tienen dificultades de supervivencia, que prácticamente se están extinguiendo", señala María Antonia Martí, directora del centro de lenguaje y computación (CLiC) de la Universidad de Barcelona.


Lenguas en peligro



Fuente: Unesco

De acuerdo con la UNESCO, una lengua empieza a estar amenazada cuando queda restringida a determinados ámbitos. El peligro es claro cuando los niños dejan de hablarla, serio cuando los padres la comprenden sin llegar a emplearla y crítico cuando sus únicos hablantes son los abuelos. El Atlas de lenguas amenazadas que elabora este organismo ya registra 255 lenguas extintas, y empezó a contar en 1950. Más o menos próximas a la extinción se encuentran otras 1.862. "Hay lenguas que están desapareciendo ya en tiempos de internet y poco se puede hacer ya por ellas. Ahora bien, desde el Estado, el gobierno y las instituciones públicas sí que se pueden hacer acciones de preservación o como mínimo de documentación, para que al menos los últimos hablantes puedan dejar testimonio. La digitalización de la información permite preservar patrimonio cultural que si no perderíamos. Y una lengua es un ejemplo de esto", explica Martí.

Tal vez no caben las 1.862 en la tabla de salvación que podría ser el ciberespacio, pero la Unesco lleva desde 2003 trabajando en crear más espacio para otras lenguas en internet actual, donde apenas diez idiomas concentran el 84,3% de los usuarios. "Los desafíos que persisten son inmensos, desde garantizar la presencia en la Red de lenguas que carecen de sistema de escritura, hasta fomentar políticas lingüísticas en las cuales la lengua hegemónica no ejerza una presión abrumadora sobre las demás", detalla Lucía Iglesias, portavoz de la Unesco.

Hay un cierto desapego por parte de las instituciones de poder en la preservación de las lenguas

Para lograr un internet verdaderamente representativo, los Estados tendrían que perseguir la elaboración de contenidos y sistemas plurilingües, facilitar el acceso a redes y servicios, desarrollar contenidos de contenido público y reafirmar el equilibrio equitativo entre los intereses de los titulares de derechos y el interés general. Así quedó establecido en la recomendación que adoptaron los estados miembro de la Unesco en 2003. De acuerdo con el último informe de seguimiento, publicado en 2015, "no parece que los portales, depósitos, instrumentos, directrices y soluciones que se crean tengan siempre plenamente en cuenta el factor del plurilingüismo".

¿Qué está fallando? Según Martí, conservar el patrimonio lingüístico no está en la agenda de tantas instituciones como cabría esperar. "Que una lengua se extinga no significa que esa gente que la habla deje de hacerlo. Significa que pasan a otra. Las lenguas sufren procesos de sustitución y normalmente, la sustituta es la  lengua que es patrimonio de la estructura de poder de un estado. Por eso hay un cierto desapego por parte de las instituciones de poder en la preservación de las lenguas".

Retina

14/12/2018
03
Siri se instala en casa

Siri se instala en casa

Apple entra en el salón con el altavoz inteligente HomePod. Y lo hace, a diferencia de sus competidores, sin pantalla, solo con un cilindro blanco que sabe contestar cuando se le dice: “Hola, Siri”

06

El hidrógeno quiere correr

Los vehículos de pila de combustible no emiten gases contaminantes, no hacen ruido y su depósito se llena con rapidez. Parecen la alternativa perfecta de futuro. Entonces, ¿por qué van por detrás de otras tecnologías?

El hidrógeno quiere correr
07
Así me hice millonario jugando al póker online

Así me hice millonario jugando al póker online

Adrián Mateos es jugador profesional de póker y asegura haber acumulado 15 millones de euros en premios. Tiene 24 años y es profesional desde los 18. El auge del juego online está alumbrando una nueva hornada de estrellas millonarias

Normas