La última aventura del expresidente de Hawkers

La última aventura del expresidente de Hawkers

Hugo Arévalo ha abandonado la compañía para trabajar en ThePowerMBA, una plataforma online de cursos de formación empresarial

Hugo Arévalo ha abandonado Hawkers en un momento en el que la compañía afronta importantes críticas internas que ponen en duda su modelo de negocio. Pero el emprendedor insiste en que su salida no responde a este motivo. Quien fuera presidente ejecutivo y vicepresidente del consejo de Hawkers se ha bajado recientemente del barco para dedicarse a ThePowerMBA, un proyecto que ayudó a incubar y nació el pasado septiembre como una plataforma de formación en administración empresarial con un enfoque diferente. Su método consiste en el microaprendizaje: vídeos de 15 minutos diarios con análisis de casos de éxito y entrevistas a expertos en empresas digitales como Spotify, OnTruck, Glovo, Cabify, LinkedIn, Facebook o Twitter. “Queremos cambiar la educación en negocio, que empieza a estar obsoleta promoviendo un contenido que pueda crear valor para el alumno del siglo XXI”, expone.

El equipo fundador de ThePowerMBA. De izquierda a derecha: Kike Corral, Hugo Arévalo, Rafael Gonzalo y Borja Adanero.

El auge de plataformas de formación online dificulta la consolidación de un proyecto que ha apostado por la calidad del contenido como valor diferencial. Pero Arévalo insiste en la originalidad de su modelo y reconoce en la plataforma Masterclass lo más parecido a una empresa de la competencia, salvando las distancias. “Nuestro objetivo es terminar creando una comunidad grande a la que ofrecer eventos físicos y encuentros donde puedan crear sinergias y aprender entre ellos”, añade.

De momento, su lanzamiento ha cumplido las expectativas y en menos de cuatro meses de vida ya están estudiando expandirse a Latinoamérica. La plataforma ha vendido más de 1.000 cursos, una cifra importante si tenemos en cuenta su precio: 475 euros. Es una cantidad más que asequible para cualquier bolsillo, según su cofundador. “La formación empresarial tradicional es elitista, nosotros queremos que todo el mundo pueda acceder a ThePowerMBA”, argumenta. Sus cursos van dirigidos a emprendedores, pero también a profesionales proactivos, con intención de cambiar la manera de hacer las cosas en su trabajo.

  • Salida de Hawkers
Hugo Arévalo

Según varias voces discrepantes, la estrategia de Hawkers, centrada desde sus orígenes en una fuerte apuesta por el márketing digital, podría estar incurriendo en un gasto desmedido en los costes de captación de clientes, que harían insostenible su actual modelo de negocio. Arévalo opina que esta preocupación carece de fundamento porque el márketing de la empresa se traduce en mucho más que la entrada de nuevos usuarios. Considera simplista reducir el éxito de estas campañas a un ratio de conversión de ventas a corto plazo. Aun así, afirma que no puede dar cifras porque está sujeto a un acuerdo de confidencialidad con la compañía. “Creo que si en Hawkers se cortara de raíz el márketing digital, se seguirían vendiendo muchísimas gafas, porque ya tienen una marca consolidada”, sostiene.

Para él, una de las cuestiones clave en esta estrategia es la capacidad de la marca para cumplir con las expectativas que promete. Defiende las técnicas de ‘hype’ —estrategias de márketing basadas en generar un fuerte interés en el cliente por un producto para que sienta la necesidad de comprarlo— siempre que lo que ofrezca la empresa tenga calidad suficiente. “Si quieres tener ventas virales, las expectativas no pueden ser mayores de lo que te encuentras cuando adquieres un producto. No puedes engañar a tus clientes. Y Hawkers cumple estos requisitos”.

Afirma que ha aprendido mucho viviendo el periodo de profesionalización de la compañía, su transición de startup a empresa. “Es un proceso bonito, pero muy complejo, porque hay que hacerlo sin que cambie el ADN original de Hawkers y eso no es fácil”, comenta.

Defiende firmemente la que fuera su compañía y confía en que “va a llegar a buen puerto con el equipo actual”. También intenta disipar la idea de que estuviesen pasando por un mal momento durante su última ronda de inversión. “Cuando invertimos en Hawkers lo hicimos porque nos parecía una de las mejores empresas españolas del momento y queríamos entrar en el proyecto”, sostiene. “Solo hay que ver los números: era la hora de internacionalizar”.

  • El background de un emprendedor

Su experiencia en el sector del márketing digital le ha enseñado que esta es una cuestión que hay que abordar desde dentro y debe empezar con plataformas potentes como Facebook e Instagram. “Antes estaban menos saturadas, pero si lo haces bien todavía puedes seguir teniendo buenos resultados”, afirma, aunque también invita a explorar nuevos canales.

Su faceta como inversor en diferentes compañías digitales le ha enseñado la importancia de entender bien a que se dedica una empresa y el sector en el que se mueve antes de poner dinero en ella. Pero, definitivamente, lo más importante es el equipo y su visión. “El 90% de los negocios no funcionan y tienen que ser capaces de pivotar su modelo. Aunque, por supuesto, es muy importante fijarse en los números”. Aclara que los negocios que mejor funcionan carecen de complejidad. “Cabify, Airbnb, Instagram, Spotify… lo que hacen es resolver un problema de la forma más sencilla posible”, explica. “Las grandes ideas están enfrente de nosotros, pero hay que saber verlas y, sobre todo, ejecutarlas”.

Retina

16/11/2018
02

La fábrica en la que los robots bailan

Visitamos la fábrica de Volkswagen en Navarra, donde artilugios enormes de movimientos perfectos se mueven a un ritmo imperturbable y saben, sin posibilidad de error, qué paso deben dar en cada momento.

La fábrica en la que los robots bailan
03
La solución que surgió de la crisis

La solución que surgió de la crisis

Una pequeña consultora con un alto componente tecnológico compite con multinacionales desde Canarias. Especializada en el sector bancario, VERTA demuestra que sin prejuicios y con innovación se llega mucho más lejos.

La inteligencia artificial es muy burra
09

La inteligencia artificial es muy burra

Ficción e incluso industria nos presentan un futuro de máquinas con capacidades que igualan las nuestras, pero, como mucho, estamos copiando las habilidades de los animales. Y ni eso.

Normas