En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Observatorio Retina: una breve historia del futuro

Observatorio Retina: una breve historia del futuro

El Observatorio Retina es un esfuerzo colaborativo que busca identificar la evolución de las tendencias en innovación y tecnología

El deseo de conocer el porvenir es tan antiguo como el hombre. Como explica Yuval Noah Harari, lo que nos diferencia a los homo sapiens del resto de homínidos es nuestra capacidad de creer en cosas que solo existen en nuestra imaginación; un potencial que nos permite creer en religiones, naciones o en ese abstracto concepto que llamamos futuro. Un futuro que hasta finales del siglo XVIII era poco más que un inevitable destino, como el que esperaba a Tebas y Edipo, pero que se convirtió en la promesa de un mundo mejor al calor de la Revolución Francesa y vivió su máximo esplendor en los albores del siglo XX, que empezó con la utopía futurista y terminó sumido en la nostalgia.

La tecnología era sin duda una parte integral de esa utopía, pero ahora que ese futuro parece habernos alcanzado, nuestra visión dista del porvenir feliz que pronosticaban los integrados, y son cada vez más los apocalípticos. Esa visión distópica del futuro que pregona hoy la ficción convive con una versión más propia del imperio de lo efímero en el que vivimos: las tendencias. Una visión de usar y tirar de un porvenir que cambiamos cada año. Desde El PAÍS RETINA queríamos hacer un ejercicio diferente, más centrado en la evolución de estas tendencias en el tiempo y con un enfoque basado en la comunidad y el poder de lo colectivo. Por eso hemos elaborado nuestras tendencias de un modo completamente colaborativo.

Para ello hemos creado el Observatorio Retina, compuesto por 32 de los mayores expertos en innovación, tecnología y negocios digitales de España. Un grupo de emprendedores, inversores, responsables de innovación de grandes empresas, directivos del entorno digital y académicos forma parte de esta iniciativa que quiere perdurar en el tiempo. El objetivo no se limita a identificar tendencias sino que quiere plantear un debate abierto sobre el futuro que estamos construyendo. Ninguna palabra define mejor este mañana próximo que incertidumbre. Un mundo líquido, volátil, en el que, como dice El Roto, "nos informamos al segundo para olvidar al instante". De alta probabilidad de sucesos improbables, en el que lo único seguro es que nada es seguro y en el que la incertidumbre ya no viene de los riesgos financieros sino de los geopolíticos.

La crisis ninja (No Income, No Jobs, no Assets: ni ingresos, ni trabajos, ni activos) ha sido sustituida por la coreana, la del euro por la de la propia Europa, y la de la prima de riesgo por la independentista que hoy llena horas de telediario como hace cinco años lo hacía aquella. A esto se une el profundo cambio tecnológico que vivimos con la irrupción de nuevos actores y modelos de negocio que cuestionan los sistemas económicos, sociales y políticos en una tormenta perfecta sin precedentes.

Esta incertidumbre, sin embargo, no puede ser una excusa para retrasar las urgentes inversiones en innovación y transformación digital que nuestro país necesita. En este momento no hay peor decisión que no decidir, pero es preciso hacerlo de una forma realista. En esta España en la que a veces parece que lo único que hacemos mejor que infravalorarnos es sobrevalorarnos, cada organización debe entender qué significa para ella la transformación digital definiendo una estrategia clara en la que jugará un rol fundamental la diferenciación.

En un entorno con demasiadas empresas parecidas, haciendo cosas parecidas a precios parecidos, lo digital es una herramienta para poner distancia frente al competidor tradicional. Cuando te persigue un león, si no eres capaz de correr más que él más te vale ser más rápido que el otro que huye, y este entorno digital está lleno de nuevos leones.

Otro componente fundamental de este entorno incierto es una realidad híbrida en la que lo digital es una piel que cubre el mundo físico. Con el internet de las cosas las barreras desaparecen y todo lo que podíamos hacer en el entorno digital lo podremos hacer en el mundo físico. Los sensores datifican cualquier realidad y, como en el cuento de Borges, son capaces de crear mapas tan grandes como el territorio: la representación es tan fiel como lo representado y la analítica en forma de big data sustituye la causalidad que buscamos los humanos por la correlación que encuentran los algoritmos en su camino hacia la inteligencia artificial.

Y junto a esto, dos retos: el de la seguridad en un momento en el que la ciberdelincuencia es el mayor negocio delictivo del mundo, y mueve más dinero que el tráfico de drogas o de armas, y el de la sostenibilidad energética. Sirva un ejemplo: una sola transacción en bitcoin consume más energía que un hogar medio en una semana, y con más de 300.000 transacciones al día el bitcoin usa más electricidad que países enteros como Irlanda o Marruecos.

Vivimos tiempos convulsos de cambios acelerados y nuevas realidades en los que el paradigma digital nos empodera como clientes. El momento es ahora, no para hablar de futuro sino para construirlo juntos. No se equivoque, cualquier tiempo pasado fue peor; al menos no era el nuestro.

Panel de expertos

Paz Alvarado, CDO de Merck Group

Ovidio Andrés, Presidente y fundador del Grupo Logitravel

Juan de Antonio, Cofundador y CEO de Cabify

Carlos Barrabés, Presidente de Barrabés

Francesca Bria, Comisionada de tecnología del Ayto. de Barcelona

Mosiri Cabezas, CDO de Ikea

Luis Martín Cabiedes, Socio en Cabiedes & Partners

Irene Cano, Directora general de Facebook Iberia

Koro Castellano, Directora de Kindle España en Amazon

Javier de Cendra, Decano de IE Law School

Fuencisla Clemares, Directora general de Google España y Portugal

Arantza Ezpeleta, Directora general de tecnología e innovación de Acciona

Federico Flórez, Director de información e innovación de Ferrovial

Beatriz González, Fundadora Seaya Ventures

Bernardo Hernández, Socio en e.ventures

Chechu Lasheras, Director gral. de desarrollo de ingresos digitales en Prisa

Ana María Llopis, Presidenta de DIA e ideas4all

Pilar López Directora general de Microsoft España

Gonzalo Martín Villa Director de innovación de Telefónica

Arsenio Otero Vicepresidente sénior de operaciones de Salesforce EMEA

Marcos Pérez Arauna, Director de Prisa Ventures

Rufino Pérez Fernández Director de operaciones de NH Hotel Group

Nathalie Picquot, Directora general de Twitter España y Portugal

Noemí Ramírez, CDO de El País

Paloma Real Directora general de Mastercard España

Javier Rodríguez Zapatero, Presidente de ISDI

Roberto Sánchez Sánchez, Director general de innovación en Ayto. Madrid

Jose Luis Sancho, Director general de Accenture Digital Lead

Carina Szpilka, Presidenta de Adigital y cofundadora de K Fund

David del Val, Consejero delegado de Telefónica I+D

Jaime del Valle, Director de marketing de L’Oréal España

Miguel Vicente, Cofundador de Antai Venture Builder

Retina

20/09/2019
02

Veinticuatro horas en un pequeño hogar solar

Probamos una instalación solar en una casa sobre ruedas. La autarquía energética gracias al sol puede estar al alcance de cualquiera. Basta una pequeña inversión para librarse de facturas

Veinticuatro horas en un pequeño hogar solar
08

Apología de la privacidad en la era del Gran Hermano

La existencia de mecanismos efectivos de cumplimiento y el trabajo de las autoridades de control independientes en materia de protección de datos son dos elementos muy importantes para la salvaguardia de nuestros derechos y libertades.

Apología de la privacidad en la era del Gran Hermano
Normas