Nada funcionará sin el análisis de datos

Nada funcionará sin el análisis de datos

Toda aquella profesión o trabajo que se pueda guionizar tiene los días contados, pues que tarde o temprado serón realizados por máquinas, por algoritmos. Tras este inicio apocalíptico sin resquicio de esperanza para nuestras vidas, se levanta una nueva realidad, una realidad a la que, como seres vivos que somos, nos tendremos que adaptar.

En Estados Unidos ya se están realizando estudios en los que está dando mensualmente dinero a personas con el objetivo de saber cómo nos comportaríamos si algún día dejamos de trabajar, o nuestro trabajo es realizado por “otros entres robotizados”. El importe varía dependiendo de si es para conseguir que no trabajen, así estas personas vivirían de por vida sin trabajar, o de si es sólo una “ayuda” mensual para compaginar con sus salarios.

Con esto, lo que debemos tener claro es que la novedad siempre genera miedo, como el que se generó cuando los primeros ferrocarriles alcanzaban los 60 km/h y los periodistas de la época se preguntaban si el cuerpo humano seria capaz de aguantar tales velocidades.

El futuro del marketing pasa por la automatización, y como decía el gran Stewart Brand: “cuando vivimos un avance tecnológico, o formamos parte de la apisonadora o de la carretera. Tú eliges en qué lado quieres estar”.

La automatización, el próximo paso del marketing

Por supuesto, estos cambios también han llegado al terreno del marketing digital, el cual hace ya algunos años es más data que marketing. Recuerdo cómo en el 2004 posicionaba palabras en Google, en diferentes idiomas y de productos industriales. ¿Cómo se dice fresadora o electromandrino en italiano o alemán? Yo tampoco lo sé, pero lo posicionaba, y siendo rentables. ¿Cómo lo hacíamos? Leyendo data e interpretando números.

Hoy en día existen herramientas, como puede ser Adinton, que son capaces de analizar en tiempo real y en cualquier idioma la rentabilidad de todas estas palabras, optimizar las inversiones en marketing, buscar nuevas palabras o sugerencias para aumentar cabe las ventas o predecir si esas keywords van a ser rentables. Todo ello 24x7 y con ratios de éxito espectaculares. ¿Puede el ser humano competir? Por supuesto que no, afortunadamente no.

El análisis de datos, independientemente del apellido que queramos aplicar (big data, business intelligence, machine learning, inteligencia artificial), es crucial para que cualquier proyecto tenga éxito, ya no porque sea una ventaja competitiva, simplemente porque ya de un inicio te obliga a tener toda tu información en orden.

El machine learning será al marketing online, como el CRM a un departamento de ventas, simplemente indispensable.

El futuro del marketing pasa por la automatización, y como decía el gran Stewart Brand: “cuando vivimos un avance tecnológico, o formamos parte de la apisonadora o de la carretera. Tú eliges en qué lado quieres estar”.

Si somos capaces en confiar en un coche que conduce solo, con todas las variables diferentes por segundo que es capaz de analizar, también lo empezarán a hacer las empresas con sus campañas de marketing.

Cada pocos años se viven avances tecnológicos que revolucionan ya no sólo sectores, si no nuestras vidas. Ahora estamos inmersos en uno de ellos, en un momento histórico, en el que no es recomendable que nadie mire hacia otro lado, que espere a verlas venir o que ponga palos en las ruedas de los que quieren cambiar el mundo.

La revolución ya hace años que empezó: desde los productos recomendados de Amazon a las campañas de marketing de booking, pasando por la inteligencia del buscador de Google. Si los científicos están trabajando para curar la muerte, ¿no tiene sentido entonces que otros “científicos” trabajen para que no tengamos que estar trabajando de por vida?

Rafael Jiménez es CEO de Adinton

Por

Retina

19/11/2018
Normas