El tradicionalismo del sector jurídico lastra el crecimiento del ‘legaltech’

El tradicionalismo del sector jurídico lastra el crecimiento del ‘legaltech’

Por

Repasamos las siete claves innovadoras y tecnológicas de la mesa para profesionales del Derecho

La tarde del evento Retina LTD ha estado destinada a diferentes roles profesionales y su relación con la tecnología. Uno de estos sectores ha sido el jurídico. En un panel compuesto por cuatro grandes expertos y organizado por la IE Law School, los retos de futuro, las ventajas, los inconvenientes y los puntos de mejora del mundo del Derecho se han abierto camino entre las diferentes ponencias. Para que conozcas de qué se ha hablado, te traemos las siete claves de cómo mejorar la innovación en entorno legal.

  • Fallos en el ecosistema español de legaltech

Pese a que la unión de la tecnología y el sector legal gana cada vez más adeptos en países como Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos, en España no termina de despegar por el tradicionalismo del sector jurídico. Como ha explicado Elisa Martín, directora de tecnología e innovación de IBM, esta parálisis puede provocar que "haya una irrupción de terceros que coman el terreno fácilmente a las empresas ya asentadas".

  • Integración del abogado global con la tecnología

Los abogados han de combinar sus conocimientos globales, como los de legislación y regulación internacional, con aquellas tecnologías que resten el trabajo rutinario. María Hernández, de Eversheds Sutherland Nicea, ha asegurado durante su intervención que hay que erradicar el miedo  de que la inteligencia artificial va a echar a los abogados de sus puestos de trabajo. "La automatización de sistemas y la analítica de datos son dos pilares para evolucionar", ha destacado.

  • Falta de cultura innovadora

El sector jurídico no ha destacado por sus grandes niveles de innovación. Esta situación, según ha argumentado Javier de Cendra, decano de la IE Law School, hay que revertirla. "Los despachos de abogados, por ejemplo, se han centrado más en la excelencia y la eficiencia y no en lo innovador", ha asegurado.

  • Optimizar el uso de la inteligencia artificial

De Cendra ha explicado durante su intervención que el 50% del trabajo de los abogados puede ser automatizado. Según sus palabras, esto significa que se liberarían la mitad de su tiempo para aportar mucho más valor añadido a su labor jurídica. "Creemos una comunidad global e inteligente de juristas para la evolución del sistema".

  • Es un sector abonado para la introducción de soluciones tecnológicas

En reiteradas ocasiones, Elisa Martín ha repetido que el Derecho es un sector con una gran materia prima para introducir las nuevas tecnologías. Los sistemas cognitivos con inteligencia artificial serían un gran aliado, pero "el mundo jurídico está muy por detrás en comparación con el resto de áreas económicas".

  • La sensibilidad humana es necesaria

María Hernández ha mantenido durante su ponencia que, por mucha tecnología que pueda incorporarse, la sensibilidad humana siempre estará presente. "Las nuevas herramientas no aportan este activo dentro del sector jurídico. Es algo que las máquinas nunca podrán tener", ha concluido.

  • El futuro se llama Derecho computacional

Las nuevas tendencias jurídicas no pueden detenerse en la unión de la tecnología con expertos jurídicos. Para Javier de Cendra hay que sumar e implicar a las ciencias complejas. "Tenemos que reinventar los programas e incorporar a ingenieros dentro del mundo del Derecho", ha zanjado.

Retina

22/01/2019
Normas