Cómo conquistar a los jóvenes a través del vídeo social

Cómo conquistar a los jóvenes a través del vídeo social

'Startups' como la española española Vitcord tratan de atraer a los inversores con su apuesta por las ‘historias colaborativas

El teletransporte. Este es el superpoder que elegiría Judith, una usuaria de Vitcord, la red social de las stories que se construyen este todos. “Y vosotros, ¿cuál elegirías?”, pregunta a la comunidad a través de un vídeo. Rafael le contesta con otro corto: “¿Para qué teletransportarme pudiendo volar?”. Vídeo tras vídeo, las réplicas de los usuarios van consolidando una historia audiovisual colectiva sobre este tema. Cuál es tu película favorita o los disfraces de Halloween son otros de los hilos de conversación que los jóvenes de la comunidad han construido en vídeo. Con esta propuesta colaborativa, Adrián Doménech, fundador de Vitcord, ha conseguido captar la atención del capital de riesgo internacional.

“Los jóvenes están locos por los vídeos, tanto en consumo como en creación de nuevo contenido. Es una tendencia importantísima y hay que estar ahí”, reflexiona Eneko Knörr, inversor de Vitcord y fundador de Hostalia o Ludei, entre otros proyectos. La startup española de los vídeos que se construyen entre todos consiguió el pasado marzo 750.000 euros en una ronda de inversión en la que participaron personalidades como Sebastian Lefebvre, exdirector de crecimiento de Twitter, o Pedro Serrahima, exdirector general de Pepephone y director general de Globalia.

El atractivo fundamental de la idea de Doménech es que sigue la tendencia del mercado de contar historias con imágenes. El fuerte crecimiento de Instagram tras el lanzamiento en 2016 de las stories, historias que se cuentan con fotografías o vídeos, define el gusto del público por estas narrativas. La red social que bebió de la idea de Snapchat alcanzó el pasado septiembre los 800 millones de usuarios en el mundo. Knörr opina que si las empresas quieren seducir a los millennials deben poner el foco en el vídeo. “Los jóvenes no están en la tele. No existe para ellos. Quien quiera dirigirse a este público tiene que estar donde ellos están realmente. Ni radio, ni medios de papel. Todo ha cambiado”, reflexiona este emprendedor digital.

Adrián Doménech, fundador de Vitcord

El fundador de Vitcord, de 27 años, quería conseguir que grupos de personas construyeran vídeos juntos en torno a un interés común. “Es una forma de democratizar el contenido y empoderar a los grupos frente a los individuos”, explica. El proyecto empezó a cuajarse en el salón de la casa de su madre mientras este valenciano estudiaba Administración y Dirección de Empresas. Fue a finales de 2016 cuando la aplicación salió al mercado después de pasar por NUMA, una aceleradora de startups tecnológicas con sede en Barcelona. En este tipo de programas los emprendedores reciben asesoramiento de expertos para consolidar las propuestas de valor de cara a las rondas de inversión, una operación que nunca es sencilla.

Hoy la comunidad de Vitcord cuenta con 300.000 usuarios, la mayoría jóvenes entre 15 y 19 años. El fundador cuenta que están consiguiendo crecer un 2.000% en la participación del público cada mes. “Este interés de las personas por compartir contenido en Vitcord es la principal variable para medir nuestro atractivo”, explica el fundador. La mitad de los usuarios residen en España y el resto en América, con fuerte presencia en México y en Miami, Florida (Estados Unidos). El paso ahora es ampliar su presencia en España, México, Chile, Argentina, Brasil, Filipinas y Reino Unido.

Martina Luckanicova, directora del programa NUMA, considera que en Vitcord se han juntado los ingredientes clave para llamar la atención del capital: lanzar un producto innovador que sigue la tendencia del mercado y que cuenta con un fundador capaz de desarrollar un proyecto ambicioso. “Vitcord tiene una gran oportunidad de crecer en los próximos años si consigue mantenerse al día con las preferencias del público”, valora esta experta.

La startup ahora camina hacia mejorar la experiencia de usuario para seguir ampliando la comunidad. El referente con el que se comparan es Muscal.ly, la red social que ha enamorado a los adolescentes con los vídeos para hacer playbacks de éxitos musicales o interpretar diálogos de películas. La aplicación salió en 2014 y el pasado mayo ya había conseguido registrar más de 200 millones de usuarios y 13 millones de vídeo compartido cada día. “Es el ejemplo en el que nos queremos ver reflejados y por eso no podemos dejar de ser disruptivos”, subraya Doménech.

Liderazgo

Facebook es la red social que más utilizan los usuarios en España, según el estudio anual que elabora IAB Spain. Le siguen WhatsApp, YouTube y Twitter. En el último año Instagram ha sido la comunidad que más ha aumentado su número de usuarios y las horas que estos pasan visitandola. Los usuarios españoles visitan cinco redes sociales de media al día.

Retina

22/11/2017
Retina LTD
10

Retina LTD

El encuentro para los Líderes de la Transformación Digital

Normas
Entra en EL PAÍS