Las ‘startups antiburocracia’ se hacen fuertes en España

Las ‘startups antiburocracia’ se hacen fuertes en España

La mayoría estamos hartos de de cumplir cada vez más trámites con la Administración. Por empieza a crecer un jardín de 'startups' dispuestas a aprovechar esta oportunidad de negocio

Se está configurando una pequeña constelación de startups españolas especializadas en combatir una de las peores bestias negras de los ciudadanos en general y los emprendedores en particular: el papeleo y la burocracia sin fin. Algunas de ellas, como Rollbox, han alcanzado valoraciones millonarias.

Que los españoles, los autónomos especialmente, están hartos de cumplir cada vez más trámites con la administración no sorprende a nadie. Que les frustra la lentitud de los procesos dentro y fuera de sus empresas tampoco es novedoso. Lo que sí sorprende y es novedoso es que haya empezado a crecer un jardín de startups dispuestas a aprovechar esta oportunidad de negocio… y que los fondos de inversión extranjeros hayan comenzado a apostar por ellas.

Los fondos de inversión extranjeros hayan comenzado a apostar por este tipo de 'startups' españolas

De hecho, Xavier Leal e Ismael Sánchez, fundadores de la empresa de automatización e inteligencia artificial Rollbox, acaban de ver cómo, tan sólo un año y medio después de fundarla, el fondo alemán Point Nine Capital han tenido una valoración millonaria. Además, les han dado 700.000 euros para que puedan expandir sus operaciones desde España y Reino Unido a Francia, Italia y Alemania.

Rollbox, según Leal, es “un motor de nóminas que actúa en tres pasos: primero, calcula partidas como la cotización y las retenciones de todo tipo de retribuciones, desde salarios a finiquitos o bajas médicas; después, se ocupa de pagar a los trabajadores, de realizar automáticamente los trámites de la Seguridad Social y de notificar a la Administración todas las novedades; en tercer lugar, comunica al software de Recursos Humanos que todo se ha hecho correctamente y ‘avisa’ al software de Contabilidad de que tiene que actualizar sus números”.

Llega la inteligencia artificial

Hasta ahora, el rol protagonista lo juega la automatización de los procesos. Sin embargo, el aterrizaje de la inteligencia artificial, en este primera fase mediante chatbots y agentes virtuales, ya ha comenzado poco a poco en el mundo de la gestoría y todo parece indicar que la realización humana de las tareas más repetitivas va a perder sentido a marchas forzadas. La unión de estos dos fenómenos – la automatización y los robots- promete limitar la burocracia hasta el hueso y con ella los empleos y tareas que sólo se justifican por el mero movimiento de papeles.

Las grandes empresas españolas han reaccionado positivamente ante este tipo de iniciativas. Xavier Leal admite que están en negociaciones con "dos gigantes" del Ibex35 e Idoia de Paz, directora de Consultoría de Recursos Humanos de Deloitte, reconoce una marea de automatización de “transacciones básicas no sólo en el área de Personal, sino también en los procesos de formación, en todas las tareas administrativas y rutinarias y en los procesos de reporting”. Según ella, han empezado a aplicar la automatización inteligente también al “reclutamiento y atracción de talento”

Luis González Gugel, socio responsable de Robotics de Deloitte, distingue entre la automatización pura y dura y la inteligencia artificial. La adopción de la primera, según él, “se ha disparado tanto en Estados Unidos como, en los últimos meses, en España”. Respecto a la inteligencia artificial, compuesta esencialmente por agentes virtuales y chatbots ahora mismo, “el coste de aplicar estas tecnologías y sus capacidades actuales hacen que todavía falte un poco para su implantación a escala”. La mayoría de las cotizadas españolas, concluye, “se encuentra en fase de exploración de estas tecnologías”.

Por supuesto, Rollbox es sólo una de las pequeñas estrellas de esta nueva constelación anti-burocracia. Hay otras fulgurantes como, por ejemplo, Declarando, Anfix, Exaccta o Captio.

  • Facturación y tributos

La plataforma de asesoramiento fiscal virtual Declarando la capitanea Marta Zaragozá, su CEO y una de su fundadores. Zaragozá no esconde una de sus misiones: “Acabar de una vez con la labor de los asesores que no asesoran y que no hacen más que cobrar a sus clientes por rellenar modelos y llevarlos luego a las oficinas de Hacienda”. Es la guerra.

¿Pero cómo lo harán exactamente? Para empezar, apunta, “soy abogada fiscalista desde hace años y hemos trasladado todo ese conocimiento, y todo lo que nos vamos actualizando cada vez que sale una norma nueva, a un chatbot que pregunta a nuestros usuarios, envía alertas y formula recomendaciones con los datos que éstos le dan en sus respuestas”. Por supuesto, el usuario también puede realizarle consultas y “visualizar en todo momento las normas sobre las que se le está aconsejando”.

Declarando, como Rollbox, combina la automatización con la inteligencia artificial. Los de Zaragozá se dirigen a los autónomos de todas las comunidades salvo Navarra, País Vasco y Canarias, que tienen regímenes tributarios especiales. El objetivo, aclara, es que “facturen fácilmente y cuenten con un asesor fiscal automatizado a precio accesible que les ayude a presentar sus impuestos ante la Administración”.

Otra startup, Anfix, se ha convertido, desde que abriera sus puertas en 2010, en uno de los grandes proveedores de software de contabilidad y facturación en la nube para pymes y autónomos. Aprovecharon que los gigantes de su sector se ocupaban sobre todo de otros gigantes y estaban tardando en modernizar sus herramientas.

Anfix propone automatizar la suma de los ingresos y los gastos, acceder en cualquier momento y lugar al balance, los cargos y los abonos en tiempo real del negocio, crear una comunicación fluida y directa entre el banco, el emprendedor y el asesor desde una sola plataforma y, por último, simplificar al máximo la elaboración y emisión de facturas. Según fuentes de la compañía, han invertido ocho millones en los últimos siete años y han alcanzado la nada despreciable cantidad de 100.000 clientes.

Los clientes de Anfix no están solos: los de Exaccta y Captio también intentan huir del papeleo que suponen las facturas y, sobre todo, las notas de gastos o los tiques. Nadie quiere guardar y arriesgarse a perder los tiques de los taxis o las comidas, que se deterioran fácilmente hasta el punto de que la tinta de los importes se borra por la fricción. Tampoco son muchos los candidatos a pasar los importes a ordenador ‘picando’ cada cifra y fecha como un triste funcionario de Kafka.

Por eso mismo, Exaccta y Captio apuestan por que sea el móvil el que reconozca lo que pone en el tique y lo digitalice mediante una fotografía, que luego puede imprimirse o no. El sistema de Exaccta extrae de forma automática los datos relevantes de una factura y genera, instantáneamente, la contabilidad y borradores de modelos tributarios ajustados a cada usuario.

Exaccta, Captio, Declarando o Rollbox reflejan el hartazgo de millones de españoles, dentro y fuera de las grandes empresas y dentro y fuera del mundo de los autónomos que no quieren más papel y procedimientos sino menos. Intentan rehuirlos en los taxis, en la administración pública y en los departamentos de personal y recursos humanos. Confían en que sus smartphones, la nube y las nuevas plataformas y aplicaciones móviles los ayuden a conseguirlo.

Más información

Retina

13/12/2017
28 de noviembre
10

28 de noviembre

El encuentro para los Líderes de la Transformación Digital

Normas
Entra en EL PAÍS