Los siete retos de la economía española para fortalecer su ecosistema emprendedor

Los siete retos de la economía española para fortalecer su ecosistema emprendedor

Nuestro país necesita programas que ayuden a crecer a las ‘startups’ para aproximarse al nivel de innovación y competitividad de sus vecinos europeos

Tras examinar a 137 países, el Foro Económico Mundial presentó el pasado septiembre su Informe de competitividad 2017-2018, donde queda claro que a España se le siguen atragantando dos asignaturas claves para fomentar el espíritu emprendedor: la habilidad para hacer evolucionar los negocios y la capacidad de innovación. En la primera de estas materias, nuestro país alcanza el puesto 29 del ranking global, pero en la segunda baja hasta el 42, lo cual, combinado con otros coeficientes, nos otorga la 34ª posición en el Índice Global de Competitividad, muy por detrás de otros países europeos que han sabido crear ecosistemas propicios para las startups y que se cuelan entre el top ten: Suiza (#1), Países Bajos (#4), Alemania (#5), Suecia (#7), Reino Unido (#8) y Finlandia (#10).

¿Qué camino debemos recorrer para subir en el escalafón y ponernos a la altura de alguna de estas economías del Viejo Continente? Precisamente, desde febrero de 2016 el Foro Económico Mundial, el Grupo BEI (Banco Europeo de Inversiones y Fondo Europeo de Inversiones) y el think tank Bruegel han unido sus fuerzas en el Laboratorio de Competitividad y Crecimiento Inclusivo de Europa (The Lab), que fomenta la puesta en marcha de estrategias que impulsan los negocios mediante la adaptación a los constantes cambios tecnológicos. Con el fin de ayudar a los países europeos que, como España, aún requieren fortalecer sus ecosistemas emprendedores para no perder el tren de la innovación, The Lab ha identificado los siguientes retos como puntos de partida.

 

Extracto del Informe de competitividad 2017-2018 del Foro Económico Mundial.

1. Promover una actitud que no tema al riesgo

El miedo al fracaso es un aspecto cultural que frena al emprendimiento, por lo que resulta vital fomentar iniciativas que valoren adecuadamente el riesgo frente a las oportunidades derivadas de él. Por lo tanto, es necesario promover esta actitud en escuelas y universidades, así como facilitar el apoyo de mentores y modelos a seguir con el fin de cambiar la mentalidad y conseguir que más jóvenes consideren el emprendimiento como una futura carrera profesional.

2. Enfatizar las habilidades cognitivas desde la infancia

Dotar a los más pequeños de una educación que desarrolle las habilidades cognitivas los prepara para hacer frente de una manera eficaz a los cambios tecnológicos futuros, tal y como reconocen los programas del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT).

3. Pensar en global

Durante el pasado Innoveit, el evento anual del EIT, los responsables de esta institución recordaron que hay que mirar más allá de las fronteras de Europa para espolear el impacto de la innovación. En este mismo sentido, en declaraciones a EL PAÍS Retina, el emprendedor y ahora business angel Paul Bragiel sacaba a relucir que una de las razones de que España no se encuentre entre la avanzadilla del emprendimiento mundial es el perfil de los inversores nacionales, que a su juicio no son “lo suficientemente ambiciosos” porque sólo destinan su dinero a empresas de su país.

4. Desarrollar esquemas de apoyo para empresarios emigrantes

Es fundamental crear ecosistemas inclusivos basados en la diversidad, lo cual comprende el apoyo a los emigrantes que ponen en marcha un negocio por cuenta propia o como profesionales independientes. Según The Lab, estos empresarios contribuyen significativamente a la competitividad de las pymes en las economías de la OCDE, así como a la creación de empleo y la internacionalización de los negocios.

5. Fortalecer la red de infraestructuras

Una infraestructura extensa y eficiente garantiza el funcionamiento eficaz de la economía: desde los medios de transporte hasta el suministro de electricidad libre de interrupciones, pasando por una red de telecomunicaciones sólida que facilite el intercambio de información y la colaboración online para abordar proyectos de manera conjunta.

6. Optimizar el mercado financiero

Se requiere un sofisticado mercado que invierta en proyectos con altas tasas de retorno a través de créditos, fondos bancarios sólidos, capital riesgo y otros productos financieros. Para cumplir con esto, el sector bancario debe ser confiable y transparente, así como contar con una regulación adecuada que proteja a los inversores y a otros actores de la economía en general.

7. Ayudar a crecer a las ‘startups’

Debido a su pequeño tamaño y escasos recursos, a menudo las startups se encuentran con problemas para sacar adelante sus ideas. Por lo tanto, se necesitan programas que respalden su acceso al entorno empresarial: desde agilizar los trámites burocráticos hasta aportarles financiación, formación, asesoramiento o una red de contactos que ayude a transformar sus ideas en proyectos concretos.

En relación a este último punto, ya existen distintas iniciativas pensadas para materializar las ideas de las startups españolas. Una de las más recientes es #STARTmeAPP, la primera edición de un certamen convocado por Huawei que premiará a las mejores aplicaciones móviles que, a través del uso de la inteligencia artificial, contribuyan a resolver problemas y retos de nuestra sociedad, todo con el objetivo de facilitar la vida de las personas. De este modo, Huawei quiere apoyar a los jóvenes emprendedores que pueden convertir a nuestro país en un polo de innovación mundial, así como ofrecer un nuevo escaparate donde dar a conocer ideas innovadoras a posibles inversores.

#STARTmeAPP es una convocatoria a la que pueden presentarse iniciativas de todo tipo de startups a través de un formulario online. Los ganadores serán elegidos a través de una votación popular en Internet y de un jurado especializado que valorará el grado de innovación, la aportación de valor diferencial, la visión global y la oportunidad de mercado de cada idea. Además de la ayuda para sacar adelante sus proyectos, las startupsgalardonadas recibirán 3.000 euros y un Huawei Mate 10, el primer dispositivo Android del mundo que incorpora inteligencia artificial gracias a Kirin 970, una unidad de procesamiento neuronal (NPU) embebida en el propio procesador, lo que lo hace más inteligente, más seguro y el más veloz hasta la fecha.

 

Retina

22/11/2017
Retina LTD
10

Retina LTD

El encuentro para los Líderes de la Transformación Digital

Normas
Entra en EL PAÍS