“Si tu empresa necesita un área de innovación, no tiene mucho futuro”

“Si tu empresa necesita un área de innovación, no tiene mucho futuro”

Ernest Quingles, vicepresidente de ventas de Epson en Europa, apuesta por la combinación de tecnologías para innovar de forma disruptiva

No muchos saben que Nokia nació en Finlandia en 1865 como una fábrica de pulpa de madera para la producción de papel. Una compañía que explotaba el caucho para la producción de calzado se asoció con ella y absorbió otra empresa que exportaba cables para redes telegráficas y telefónicas. La evolución hasta llegar a lo que es hoy pasa por su incursión en las telecomunicaciones de la mano de los semiconductores primero, las transmisiones por microondas después y la posterior digitalización de estos servicios.

La historia de Nokia supone un modelo a seguir cuando hablamos de innovación, un tema que tampoco es ajeno a Epson. La compañía japonesa lleva desde 2011 sin dejar de aparecer en la clasificación de las 100 empresas más innovadoras del mundo que realiza cada año Thomson Reuters. Presume de invertir más de un millón de euros al día en I+D y cuenta con más de 50.000 patentes en vigor. Ernest Quingles, director ejecutivo de la compañía para Francia, España y Portugal y vicepresidente de ventas en Europa, considera que la clave de su éxito creativo está en la combinación de tecnologías.

Ernest Quingles, vicepresidente de ventas de Epson en Europa

¿Qué futuro ve a la impresión 3D?

Lo veo mucho más enfocado al sector industrial que al ámbito doméstico. La clave no es tanto la tecnología de impresión como la calidad del consumible. El material que vaya a imprimirse debe cumplir unas características específicas que varían en función de lo que se quiere imprimir. Cuando pensamos en impresión doméstica, imaginamos que podemos imprimir un juguete hoy, mañana un interruptor y al día siguiente una cuchara, y es imposible almacenar en tu casa todos los consumibles necesarios para la variedad de la oferta. El 3D va a ser mucho más profesional.

Aplicado a la industria.

Exacto. El 3D va a revolucionar el mundo de la impresión para los fabricantes. Va a cambiar muchos modelos de gestión en las cadenas de suministro de múltiples industrias.La posibilidad de fabricar una pieza o un componente con la misma resistencia que si hubiese sido fabricado en un montaje en cadena… ese es el futuro. Con esta tecnología pueden desaparecer los almacenes de piezas de repuesto y la capacidad de personalización que permite en los diseños no tiene límites.

¿Cuál es la relación que tiene Epson con la innovación?

Nos vinculamos con el mundo de la innovación disruptiva y trabajamos en cuatro grandes negocios: impresión, videoproyección, wearables y robótica. Nuestra filosofía es innovar en tecnologías que mejoren la calidad de vida de las personas creando soluciones cada vez más precisas, compactas y sostenibles.

¿A qué se refiere con innovación disruptiva?

Es complicado encontrar compañías que innoven de forma disruptiva. En el mundo no tienes más de 150 compañías punteras en el desarrollo de innovación y tecnología, pero hay millones de empresas. Es muy difícil innovar disruptivamente. Cuando hablo de una solución disruptiva me refiero a algo sostenible que modifica nuestros hábitos, que cambia nuestra manera de hacer las cosas.

¿De dónde surgen las ideas?

En nuestro caso, todo en lo que trabajamos tiene su origen en la sugerencia de algún cliente o en su percepción de que algo forma parte de sus necesidades actuales o futuras. A partir de ahí, desarrollamos un prototipo y trabajamos en la mejora continuada del mismo. Somos una compañía de ingenieros, así que nos acercamos al problema con esta mentalidad de prueba y error. Junto al cliente, vamos descubriendo en qué nos equivocamos, hacia dónde debemos avanzar y nos vamos aproximando al producto definitivo.

¿Cómo complementan las distintas áreas en las que trabajan?

Nuestros procesos de innovación surgen de la combinación de los cuatro bloques en los que trabajamos

Nuestros procesos de innovación surgen de la combinación de los cuatro bloques en los que trabajamos. Juntando la videoproyección con los wearables hemos creado unas smartglasses de realidad aumentada y añadiendo robótica a la ecuación estamos desarrollando una solución para incorporar al mundo de la medicina. Uno de nuestros proyectos más ambiciosos surge de la combinación de impresión 3d y robótica: queremos desarrollar una solución para que las compañías de cualquier industria pueda imprimir los componentes que necesiten y utilizar nuestros robots para ensamblarlos y no depender de terceros.

¿Cómo cree que las empresas deben combinar la tecnología para dar lugar a nuevas soluciones?

Open innovation. Creo en el modelo colaborativo por el que si tú sabes hacer muy bien una cosa y yo soy el mejor en otra, tenemos que ser capaces de trabajar juntos para crear una tercera todavía mejor. Creo que es esencial, aunque no todo el mundo tiene esta capacidad para innovar de forma disruptiva. También existe la posibilidad de externalizar la innovación: hay algunos centro tecnológicos que pueden ayudarte.

¿Apuesta Epson por este modelo?

En el mundo de la innovación existen dos tendencias: design thinking y open innovation. El primero sería Stanford y el segundo, el MIT, un modelo mucho más colaborativo. Nosotros optamos por design thinking: solo trabajamos con tecnología propia, nuestro modelo de desarrollo es autosuficiente y no tenemos ningún proceso de fabricación externalizado. La mayor ventaja que tiene nuestro sistema es el control: tenemos la capacidad de autogestionar nuestro proceso de innovación.

A propósito de Stanford y el MIT. ¿Cual cree que debe ser la relación entre investigación e innovación en una empresa?

La investigación trabaja en cosas que van a generar IVA en 20 años. El desarrollo es la investigación aplicada: prototipar y trabajar en algo que va a ser realidad dentro de cinco años. Innovador es un producto, servicio o proceso que tiene un impacto directo en la cuenta de resultados, la innovación implica resultados a corto plazo.

Un departamento de investigación es importante para las grandes corporaciones, porque forma parte de su modelo de negocio y las empresas más pequeñas deben involucrarse de forma directa en el desarrollo. Una compañía que tenga un departamento de innovación no tiene mucho futuro.

¿Dónde tiene que estar entonces la innovación?

Innovador se es o no se es. Por eso no se precisa de un departamento de innovación. El proceso de innovación tiene que formar parte de la cultura de la empresa, de su misión corporativa. La innovación no es finalista, es un medio para obtener un fin. Puedes transformarte, pero necesitas tener como parte de tu misión esa voluntad de transformación permanente.

¿Considera España un país innovador?

No hay muchos sitios en el mundo que tengan las características necesarias para conformar un ecosistema propicio. Aquí tenemos una gran capacidad de innovación individual. Quizás nos falta cultura de la colaboración y trabajo en grupo, que sí está presente en otros países, pero en creatividad, estamos a la cabeza. Yo diría que tenemos el talento, pero no sabemos capitalizarlo.

Retina

13/12/2017
28 de noviembre
10

28 de noviembre

El encuentro para los Líderes de la Transformación Digital

Normas
Entra en EL PAÍS