Cómo lograr financiación pública para tu proyecto

El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial ha distribuido 15.200 millones de euros para innovación en 40 años

El hada madrina del I+D en la empresa española tiene cuarenta años de experiencia y pocos prejuicios. "Si tienen una idea muy preliminar y no saben cómo de bien está, bienvenidos. Si la tienen desarrollada y lo que quieren es afinarla, bienvenidos. Si la tienen totalmente preparada y solo quieren que le demos un vistazo para que cuando la presente estemos seguros de que va a acertar, bienvenidos", anuncia Francisco Marín, director del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Esta entidad pública, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, lleva apoyando la mejora tecnológica desde que se estrenó la primera entrega de la saga Star Wars. Cuatro décadas y 24.600 millones de euros -15.200 en financiación directa y el resto en programas de cooperación tecnológica internacional- para dar el empujoncito definitivo a cenicientas de todos los sectores y tamaños. "No hay restricciones. De hecho, nuestra gente sabe de todo y puede enfrentarse a cualquier proyecto de cualquier temática", asegura Marín.

  • ¿Cómo se llega al baile?

Es importante entender si lo que estás investigando ya está desarrollado por otros y si el mercado está buscando lo que ofreces

No hay una vía única para recibir el apoyo del CDTI. Por un lado, explica Marín, pueden solicitar asistencia proyectos que se encuentren en distintas fases de desarrollo. "Yo les recomiendo que vengan lo antes posible, porque de esa manera seguro que acertarán mucho más en la fase final de evaluación y aprobación de la financiación", añade. Por otro lado, los instrumentos que ofrece esta entidad empiezan con servicios de asesoramiento, progresan hacia la financiación del proyecto a través de una mezcla de préstamos y subvenciones y concluyen con el apoyo a la internacionalización a través de la representación de los intereses españoles en programas de cooperación tecnológica como Horizonte 2020 o Eureka.

"Hay empresas que se empeñan en solicitar instrumentos que no son los adecuados. Por eso, esta fase de corrección es muy útil. Además, es importante entender si lo que estás investigando ya está desarrollado por otros y si el mercado está buscando lo que tú ofreces", señala el director general del CDTI. Pero se empieza por preguntar. Una cuarta parte de las empresas que recibieron el apoyo de esta entidad no tenían experiencia previa en I+D y el 40% acudía al centro por primera vez.

  • Tengo una idea, no tengo dinero

Objetivo: completar 2017 habiendo concedido 1.000 millones de euros en financiación directa. ¿Quién se los lleva? "Tenemos dos valoraciones paralelas: la evaluación técnica y la financiera", explica Marín. En la primera se determina la solidez de la propuesta y su capacidad de innovación. En la evaluación financiera se tiene en cuenta la disponibilidad de recursos que garanticen su viabilidad. El objetivo es identificar todos los componentes necesarios para hacer que el proyecto sea creíble.

"Las carencias más importantes que nos encontramos tienen que ver con el conocimiento del estado del arte", comenta el director del CDTI, que con frecuencia empieza sus asesoramientos centrándose en definir mejor el alcance de los proyectos. "Muchas veces nos visitan con ideas que creemos que están parcialmente desenfocadas o insuficientemente contrastadas con el estado real de la tecnología y el mercado".

Nuestro reto está en hacernos visibles para los emprendedores más jóvenes y las empresas nacientes

  • Mitad de pymes

En 2016, el CDTI asesoró a más de 3.700 propuestas de proyecto. "Por sectores, predominan las TIC, el agro, los materiales, la energía, el medioambiente... Se corresponde con la estructura del tejido empresarial español", comenta Marín. En la misma línea, la mitad de los proyectos en los que ha participado el CDTI fueron desarrollados por empresas con menos de 50 empleados y un tercio de ellas tenían menos de diez.

"Tenemos cuarenta años de experiencia con más de 12.000 clientes. El tejido empresarial consolidado es nuestra cartera clásica", afirma Marín. Pero queda un colectivo al que el CDTI no está llegando como desearía. "Nuestro reto está en hacernos visibles para los emprendedores más jóvenes y las empresas nacientes. Hacerles entender que aquí tienen el sitio adecuado al que dirigirse para conseguir avanzar en los primeros pasos".

¿Y luego qué?

De acuerdo con el seguimiento de la entidad, el apoyo del CDTI se traduce en una mejora de la planificación de la I+D, que a su vez potencia su importancia estratégica dentro de la empresa. Estos avances traen consigo mejoras en las cifras de exportaciones y las perspectivas de internacionalización.

Cerca del 70% de los proyectos esperan entrar en nuevos mercados, mejorar sus cuotas de mercado o incrementar las exportaciones. "En los últimos años, casi hemos doblado en número de solicitudes que tienen que ver con el mercado internacional y el de empresas españolas participando en grandes centros científicos internacionales".

Retina

11/07/2020
Normas