Moda sostenible en Galicia ante un entorno digital

Moda sostenible en Galicia ante un entorno digital

La compañía SomosOcéano surge dentro de la iniciativa Actívate de Google de formación gratuita en competencias digitales

Camisetas, sudaderas y calcetines con denominación de origen gallega: la moda sostenible que Ana Carpintero vende desde principios de 2016 a través de su Web SomosOcéano y que ahora cuenta con varios puntos de venta en Galicia.

Su fundadora ha sentido siempre la pasión por el mundo de la moda: desde que jugaba a vestir sus muñecas, en su decisión de cursar la licenciatura de diseño y posteriormente un máster de moda y comunicación, y hasta que encontró un trabajo que le ”fascinaba” como periodista en medios relacionados con el estilo de vida.

Pero con la crisis, perdió su empleo en Madrid y volvió a su Vigo natal donde, tras dar muchas vueltas, decidió que quería montar algo propio relacionado con su pasión, la moda. Así nació SomosOcéano, una marca con la que defiende que las prendas han de ser de calidad, pero con un contenido sostenible. Y, por supuesto, manteniendo un vínculo con la esencia de Galicia y sus costas.

  • El primer paso para emprender

Para poder hacer realidad su proyecto, Ana vio que debía seguir formándose y decidió hacerlo a través de Google Actívate, los cursos gratuitos en competencias digitales que ofrece Google. Comenzó por el de Marketing digital, que le ayudó a ampliar sus conocimientos y le animó a dar el último paso para montar la tienda online, rompiendo las barreras previamente establecidas a la hora de montar un negocio en Galicia, y con la posibilidad de dar a conocer sus prendas en todo el mar de internet.

SomosOcéano es –en palabras de Ana– “la materialización en algodón de mi amor por mi tierra”, una marca gallega de ropa casual con la que quiere llevar Galicia a todos lados. Con referentes marineros y gallegos, busca romper con los anglicismos que todo el mundo luce en muchos casos sin entender y apuesta por su lengua natal, con eslóganes y palabras que ella misma puede sentir como propios.

¿Qué te llevó a querer emprender y no buscar otro trabajo?

De la noche a la mañana me encontré con que mi puesto de trabajo soñado se había eliminado y los nuevos trabajos que conseguía no me llenaban, así que me hallaba sin una salida profesional clara. Intuía que tenía la capacidad de hacer cosas por mí misma, de mostrar mi cara más creativa, de embarcarme en proyectos más ilusionantes profesionalmente hablando… pero como trabajaba por cuenta ajena, nunca llegué a poner sobre la mesa todo esto que sentía. Cuando se presentó la oportunidad, decidí lanzarme a emprender porque sabía que si no lo intentaba iba a estar arrepintiéndome toda mi vida.

¿Crees que iniciativas de formación en habilidades digitales pueden ayudar a emprendedores indecisos a tomar la decisión de arrancar su negocio?

Por supuesto. Los emprendedores siempre tenemos esa sensación constante de estar a un paso del abismo, así que toda formación es una garantía de que los cimientos de tu proyecto son firmes. Plantear hoy en día cualquier clase de empresa sin tener en cuenta su vertiente digital es un error. Por eso es muy importante dominar las herramientas digitales para minimizar riesgos y aprovecharse de todas las ventajas competitivas que te puede ofrecer contar con una estrategia digital clara y pensada.

¿Qué habilidades crees que han sido clave para iniciar tu proyecto?

Creo que uno de mis puntos fuertes es que comunico bien y esto me ha servido para explicar lo que era el proyecto de SomosOcéano cuando era simplemente un plan en un papel. Ahora que la tienda está comenzando a rodar, me ayuda a entablar conversaciones efectivas con mi clientela. Otra habilidad muy valiosa es que soy altamente empática, lo que me permite detectar necesidades. Soy capaz de adelantarme a lo que va a querer mi clientela y escucho de una forma activa las sugerencias que me hacen para mejorar mis productos o el servicio que ofrezco.

¿Qué os está funcionando mejor: la venta online o la física?

Ambos canales están funcionando muy bien. Por una parte nuestros puntos de venta físicos nos sirven para que el público que no nos conoce nos descubra o para el que no está habituado todavía a comprar online. Y también al revés, porque algunos clientes que nos conocen a través de la web o nuestros perfiles en las redes sociales quieren conocer las prendas directamente en una tienda. En la tienda online estamos consiguiendo tener un flujo constante de ventas y hemos detectado que muchos de nuestros pedidos son para hacer regalos, así que nos piden que les pongamos dedicatorias y mensajes personalizados. ¡Me encanta ser cómplice!

  •  Un negocio que crece gracias a las nuevas tecnologías

Actualmente, SomosOcéano centra su distribución en el territorio español a través de la venta online, pero también cuenta con cinco tiendas físicas en Galicia. Además, existe la posibilidad de realizar pedidos para enviar al extranjero.

El éxito de esta marca local se basa en la calidad y la diferenciación –usando buenos materiales y cuidando el patronaje– y siendo fieles además a sus valores éticos de responsabilidad y sostenibilidad a través de la utilización de algodón orgánico y el reciclaje de elementos pesqueros o de conservas.

Retina

25/06/2019
08

Vivir cien años: la revolución de la cuarta edad

Nunca habíamos estado tan cerca de prolongar la vida más allá de lo conocido ni nos habíamos enfrentado al reto de estructurar una sociedad que en gran parte ha traspasado la frontera de lo que, hasta ahora, llamábamos “vejez”.

Vivir cien años: la revolución de la cuarta edad
La receta para crear un mundo mejor
10

La receta para crear un mundo mejor

Para crear un mundo mejor y adaptarnos al futuro más próximo debemos preparar a las personas sin dejar a nadie atrás, asegura la responsable de Google en España

Normas