Imagen de una de las dos jornadas del gran evento EL PAÍS Retina 2016.
Imagen de una de las dos jornadas del gran evento EL PAÍS Retina 2016.

En el ojo del ciclón digital

Somos nosotros, y no la tecnología ni las 'startups', el motor del cambio

Dice de la profesora de Harvard Svetlana Boyn, que el siglo XX empezó como una utopía futurista y concluyó sumido en la nostalgia. La tecnología era sin duda una parte integral de esa utopía pero ahora que ese futuro parece habernos alcanzado y los robots, los vehículos que se conducen solos o la aldea global que conecta todos los habitantes del planeta, esa utopía con la que soñaba Mcluhan, se han hecho realidad, nuestra visión dista bastante de ese futuro feliz que pronosticaban los integrados y son cada vez más los apocalípticos, siguiendo la dicotomía de Umberto Eco, que claman contra el imparable avance tecnológico y sus efectos sobre las personas, las organizaciones y la sociedad en su conjunto.

Algunos, como explicaba Zygmunt Bauman en su obra póstuma, han caído incluso en la Retrotopía, en construir lo utópico no hacia adelante sino hacia atrás, haciendo de la nostalgia de un pasado que nunca existió una excusa para el inmovilismo y en el peor de los casos una bandera para esos políticos del odio que aparecen hoy por todas las latitudes.

Vivimos tiempos convulsos, eso no lo duda nadie, de cambios acelerados y nuevas realidades (The New Normal, de la que hablaba Ian Davis) que cuestionan la esencia misma de nuestros sistemas económicos, sociales y políticos. El paradigma de lo digital nos empodera como clientes, espectadores o ciudadanos y cambia de manera radical el mundo en el que vivimos obligando a las organizaciones a transformarse de manera urgente para dar repuestas estratégicas, organizativas y tecnológicas a los grandes retos del nuevo entorno. Y es que las personas estamos en el centro este ciclón que hemos dado en llamar disrupción digital. Somos nosotros y no la tecnología, ni las startups el motor de este cambio, no somos espectadores de esa transformación somos sus protagonistas y precisamos de nuevas actitudes y aptitudes en todos los ámbitos de nuestra vida empezando por el profesional.

Por eso Retina quiere ofrecer los contenidos imprescindibles para poner luz en estos tiempos de cambio, foros para desarrollar actitudes y aptitudes, espacios no solo para conocer y entender la transformación sino para vivirla. Pero tenemos claro que este viaje que vivimos es compartido y por eso la comunidad es una parte integral de Retina , un ecosistema en torno a lo digital, que aúna emprendedores, responsables públicos, directivos de organizaciones de todos los sectores y en general profesionales de la tecnología, la innovación y la creatividad.

Los que hacemos Retina queremos que sea el foro para entender estos cambios que a veces parecen sobrepasarnos, el punto de encuentro de apocalíticos e integrados, la plataforma donde construir el futuro porque háganme caso, cualquier tiempo pasado fue peor; al menos ayúdenos a intentarlo. Únase al movimiento Retina.

Normas
Entra en EL PAÍS