Maniquí, moda, tendencia

¿Se adaptan las ‘startups’ a las megatendencias de consumo?

Los hábitos de consumo están cambiando. Las empresas que nacen tienen que adaptarse con velocidad a esa nueva realidad para no desaparecer

No importan las rondas de inversión en las que se participe o las ganas y esfuerzo invertidos en la creación de una startup. Lo cierto es que si no existe público para ella, ha muerto antes de nacer. 

No solo se trata de captar al consumidor, sino de fidelizarlo.

Euromonitor International ha realizado un estudio analizando las megatendencias de consumo, que no son otra cosa que un comportamiento de largo recorrido para definir los hábitos de los nuevos consumidores. Analizar estas tendencias y tomarlas como objetivo a corto plazo puede mantener estable el crecimiento de la startup y ponerla a la cabeza.

  • Lucha de la clase media por sobrevivir

Mientras en Asia se está produciendo el boom de la clase media, en los mercados desarrollados asistimos a una lucha por conservar la posición que venía teniendo la middle class en décadas pasadas. Esto afecta al consumo de forma muy notable. Ya desde 2010 y provocado en gran medida por la crisis global, se han tenido que hacer descuentos e idear políticas que incentivan el consumo para no perder ventas, algo que no siempre es positivo para las empresas.

Juan Pablo López de Meneses, socio en Ciceroneclub, el primer plan de fidelización para restaurantes, advierte que con su herramienta pretenden “que los mejores restaurantes premien a sus mejores clientes manteniendo en todo momento la calidad del producto y el servicio que ofrecen, sin verse obligados a entrar en la dura competencia de las webs de descuento que tanto daño hace a la hostelería”. De este modo se pone el foco en la fidelización de los clientes antes que en los descuentos y el hostelero recibe siempre “el 100% de su cuenta”.

  • Importancia de las experiencias por encima de las cosas

Otra tendencia que se ha instaurado desde la crisis financiera y que permanecerá durante muchos años es la importancia que están adquiriendo las experiencias. Los servicios de bienestar son mucho más importantes para el consumidor que los objetos o las posesiones. Y no solo esto, la gente está demandando cada vez más lo experiencial a la hora de hacer cualquier compra.

De ahí viene el éxito de Trip4Real, la startup española comprada por Airbnb que pone en contacto a viajeros con gente local para realizar actividades. O de Acqustic, plataforma online para solicitar conciertos en casas, jardines y escenarios. Su fundador, Esteve Lombarte, cree que los millenials son los culpables de esta tendencia, ya que han marcado un antes y un después. Es una generación que prefiere lo experiencial por encima de lo materia. “Creemos que los millenials han superado parte del materialismo y quieren vivir sensaciones y emociones nuevas”, asegura.

El análisis de estas tendencias y tomarlas como objetivo a corto plazo, puede mantener estable el crecimiento de la 'startup' y posicionarla a la cabeza frente al resto de la clase.

  • Fronteras del mercado cambiantes

“A medida que algunas áreas del planeta se han sobreexplotado, están superpobladas o han alcanzado su máximo potencial, otras ganan importancia por sus capacidades inexploradas”, expone Euromonitor International en su estudio. Para asegurarse el crecimiento, las empresas tienen que adaptarse a la cambiante realidad demográfica, económica y tecnológica, sin dejar de tener en cuenta los nuevos retos de los mercados. Por ello, algunas empresas están cambiando sus estrategias de internacionalización o diseñando nuevas políticas que les lleven a destinos diferentes.

Algo que no siempre es fácil, ya que las diferencias en la cultura y la forma de entender el mercado cambian de forma radical en los distintos puntos del planeta, además de la barrera del idioma que puede constituir un muro entre los diferentes mercados. Algunas prueban en Europa, otras ya están cruzando el charco dirigiéndose a EE UU o Latinoamérica por ser destinos relativamente sencillos. Pero el lejano Oriente es quizás el punto más ansiado y complicado. En este caso, China es la joya de la corona por sus incontables oportunidades de negocio.

  • Premiumización

“El segmento premium está experimentando un fuerte crecimiento, sobrepasando las ventas totales de la categoría en muchos mercados, con importante potencial para continuar creciendo mientras el poder de compra del consumidor y su gasto incrementen alrededor del mundo”, según un estudio de Nielsen. Ha cambiado la motivación que hay detrás de las decisiones de compra de los consumidores. Existen más productos disponibles con una variedad de precios tremenda y la gente puede gastar más en las cosas que le importan.

Estíbaliz Torres, socia fundadora de Delicadogs, un nuevo concepto de alimentación canina gourmet personalizada, cree que hay una exigencia cada vez mayor por parte del consumidor a tomar alimentos sanos y/o naturales debido a los problemas de salud que conlleva alimentar a nuestros animales con subproductos”. En este caso, aunque el poder adquisitivo de sus clientes es medio, el precio de sus productos es similar a los piensos de gama media o alta.

  • Vida ética

Entre los consumidores y las empresas se presta cada vez más atención a la ética y los valores morales. Esto se traduce en decisiones enmarcadas por preocupaciones sobre el medio ambiente, la sostenibilidad, el bienestar animal, la producción y las prácticas laborales, así como los deseos de impactar positivamente a las comunidades y las personas. La tendencia de Vida Ética está impulsada por tres factores: conciencia, disponibilidad y asequibilidad.

Aunque no es fácil su implantación por las trabas de las Administraciones Públicas o los elevados costes de sus productos, la sociedad es cada día más consciente de los beneficios de la sostenibilidad y de los productos ecológicos, y esto hace que se democraticen los precios y sea más sencillo adoptar un estilo de vida alineado con valores éticos.

  • Compras reinventadas

La forma en que adquirimos bienes y servicios está en continuo cambio. La variación en los principios y valores y el acceso a Internet han creado una competencia absoluta entre empresas. Los consumidores hacen compras a través de diferentes plataformas y los comerciantes tienen estar preparados para adaptarse a las nuevas condiciones de los negocios.

Adaptándose a las circunstancias del nuevo modelo tecnológico y de las nuevas vías de compra encontramos a correYvuela, “el primer chatbot 100% español, automatizado y con inteligencia artificial, que permite, vía nota de voz, formulario o texto, comprar vuelos a través de WhatsApp, SMS, Telegram o Facebook”, cuenta Juan Prim, CEO de la compañía.

En este caso, al contrario de lo que se pudiera pensar, el perfil de cliente sorprende. Prim señala que “el gran uso del chatbot se da por parte de jóvenes ejecutivos y usuarios mayores de 45 años. Este último tipo de consumidor se fideliza más a nuestro sistema por facilitarle el acceso al mundo digital”.

  • Vida saludable

Los hábitos de vida saludables se están convirtiendo en la norma mientras las preocupaciones sobre la obesidad o la sensibilidad alimentaria siguen aumentando. Los consumidores están demostrando que se acercan cada vez más al bienestar espiritual y mental, y se preocupan por la salud física. Este enfoque en la salud y el bienestar implica un cambio de estilo de vida y una evolución constante en las actitudes diarias.

Con este pretexto, Bacoa Burguer comenzó su andadura hace más de siete años en Barcelona. Hoy en día tienen cinco locales en la Ciudad Condal y uno en Madrid, en los que comparten su filosofía eco. “Hoy en día, es difícil saber de dónde proviene la comida que consumimos y para nosotros es muy importante que nuestros clientes sepan exactamente cómo cocinamos, qué ingredientes usamos y quiénes son nuestros proveedores”, asegura Barbara Balcells, marketing manager de Bacoa.

Los usuarios van más allá de buscar una alimentación correcta o de la persecución de un estilo de vida más saludable, “son personas capaces de apreciar la calidad de los ingredientes y las buenas prácticas como el uso del packaging biodegradable, la ternera eco, la elección de productos frescos,... “ expone Balcells.

  • Consumidores conectados

Los consumidores utilizan ordenadores, smartphones, tabletas, GPS, libros electrónicos, videoconsolas y otros dispositivos que se conectan a Internet con el fin de experimentar e interactuar con contenidos digitales. La experiencia de usuario es una de las expresiones más importantes para describir las necesidades del consumidor y es en lo que ponen el foco las marcas actualmente.

Un estudio publicado este año por la DEC (Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente), hace especial hincapié en el tema del customer engagement y explica que “las empresas buscan nuevas formas de integrar sus marcas y servicios en la vida de los consumidores”. Señala además que “aquellas que lo consiguen son capaces de crear una cartera de consumidores fieles y comprometidos que se convierten en los principales defensores de la marca”.

Retina

21/10/2017
Normas
Entra en EL PAÍS