De mayor quiero ser jefe de robots

De mayor quiero ser jefe de robots

Los másters en Robótica enseñan las nuevas tendencias de la automatización: se impone la colaboración entre humanos y máquinas

Ser jefe de robots parece tarea fácil: son obedientes, no discuten y no se toman descansos para el café. A cambio, quizás no aporten muchas ideas para mejorar el trabajo. Pero, y sin llegar a los extremos de las películas de ciencia-ficción en las que los autómatas se bloquean o incluso se rebelan contra sus dueños, dirigir los robots de una compañía es muy complejo y requiere una adaptación constante a los cambios. Están surgiendo másteres en robótica para preparar a los profesionales en esta tarea.

Según el centro tecnológico catalán Eurecat, la importancia del director de robótica será cada vez mayor en las empresas manufactureras y de logística. Su labor principal será supervisar el trabajo conjunto entre trabajadores y máquinas.

El director de robótica, según Marc Capellades, director de formación de Eurecat, tiene “un perfil técnico con conocimientos informáticos y de ingeniería y con una gran capacidad de pensamiento lógico y para resolver problemas. Es, por tanto, un perfil “poliédrico, que se adapta a una industria en cambio constante y tiene una base sólida de conocimientos técnicos para potenciar las oportunidades que ofrece la robótica colaborativa”.

Eurecat, junto con la Universidad de Vic – Universidad Central de Cataluña (Uvic-UCC), ofrece este año la tercera edición de su máster en Robótica, que incluye dos posgrados: uno sobre robótica industrial y otro sobre robótica móvil, terrestre y aérea. El plan de estudios es muy práctico y lo imparten profesionales procedentes de varios centros tecnológicos de innovación industrial.

“Hay dos perfiles de alumnos: un porcentaje importante son profesionales de la industria, que vienen a reciclarse, y el resto son alumnos más jóvenes, ingenierios principalmente. Aunque también hay algún FP de automatización, que como todos los que tienen un nivel más bajo de programación, tienen que hacer un curso de adaptación”.

  • Robots enjaulados

Por el momento tienen ya 15 inscripciones para este año. Entre los temas que se tratan están los robots enjaulados, “que deben estar en un entorno controlado para no hacer daño a los humanos”, y la robótica colaborativa, en la que personas y máquinas trabajan codo con codo, y que es la que más está creciendo.

El director de robótica debe tener una gran capacidad de pensamiento lógico y para resolver problemas

Marc Capellades, director de formación de Eurecat

Estos másteres son de carácter eminentemente tecnológico, y aunque se toca el aspecto jurídico de los drones o los vehículos autónomos (¿quién es responsable de sus actos, el usuario o el ingeniero que lo ha creado?), “no es el punto fuerte”, señala Capellades. Eso sí, incluyen el estudio de la seguridad y la normativa relativa a robótica industrial. Las asignaturas de drones, “tanto aéreos como terréstres”, incluyen prácticas de vuelo en un aeropuerto cercano y en las propias instalaciones de Eurecat-Cerdanyola.

En Madrid, la Universidad Carlos III (Legánes) tiene su propio máster en Robótica y Automatización, orientado a la investigación, y no tanto al mundo profesional. Miguel Ángel Salichs, director del posgrado, recuerda que nadie se convierte en director de robótica de un día para otro. “Nadie entra de jefe en una empresa, salvo que cree la suya propia”, algo que hacen algunos del máster al terminarlo.

  • Demanda en auge

Los 30 estudiantes que hacen cada año el máster de la Carlos III suelen ser también ingenieros de todo tipo, así como matemáticos y científicos en general. “La mayoría, recién licenciados”. Tienen tres candidatos al curso por cada plaza que ofertan, según Salichs.

Las asignaturas abordan todo tipo de robots, desde los personales y asistenciales hasta los espaciales, y de temas, que van desde la robotización de la construcción hasta los sistemas inteligentes de transporte. Tienen un 40% de contenido práctico en los laboratorios de investigación de la universidad, colaborando en proyectos de los grupos. En el mundo de la robótica “hace falta tanto el que hace la mecánica como el que hace la inteligencia”, recuerda Salichs.

Otras universidades con másteres en Robótica son la Politécnica de Madrid, la Universidad del País Vasco, la Politécnica de Cataluña o la Universidad de Sevilla.

Retina

11/12/2017
08

28 de noviembre

El encuentro para los Líderes de la Transformación Digital

28 de noviembre
Normas
Entra en EL PAÍS