Cinco soluciones para lidiar con las faltas de ortografía

Cinco soluciones para lidiar con las faltas de ortografía

La tecnología se pone al servicio de la lengua para ayudar a evitar errores gramaticales

El auge del SMS trajo consigo la preocupación por la brevedad en detrimento de la ortografía. El lenguaje adolescente se plagó de abreviaturas como xq o tkm que hacían sangrar los ojos de los padres más puristas. En muchas ocasiones se ha relacionado la democratización de las herramientas de comunicación que ha permitido esta revolución tecnológica con una pérdida de los valores gramaticales que han sustentado los pilares edificados en su momento por los cuadernos Rubio.

Aunque no está demostrado que esto sea cierto, es posible que, en cierto sentido, la inmediatez que exigen las plataformas de mensajería en tiempo real haya restado importancia a las buenas prácticas a la hora de hablar y escribir. Pero no hay por qué preocuparse: existen empresas que velan por la gramática combatiendo los errores ortográficos de sus usuarios para que puedan expresarse libremente sin que al receptor de sus mensajes le rechinen los dientes.

  • NoRedInk: Cristiano Ronaldo te enseña a escribir

NoRedInk podría traducirse como “No más tinta roja”, toda una declaración de intenciones de una compañía estadounidense que lleva ya cinco años abordando la misión de, en sus propias palabras, construir mejores escritores. Y no les está yendo mal: son ya más de 50 empleados y trabajan en la mitad de los distritos escolares de EE UU. La clave del éxito de su proyecto, afirman, está en hacer la gramática divertida para los jóvenes.

Para ello, su plataforma pregunta al estudiante sobre sus cantantes, actores y futbolistas favoritos y elabora un programa de aprendizaje pensado para él, aprovechando sus gustos para motivarle a resolver problemas gramaticales. En base a sus fallos y aciertos, el sistema se va reestructurando para profundizar en las cuestiones que más le cuestan. De esta forma, cada cual aprende a su ritmo. También permite a padres y profesores realizar un seguimiento de su progreso mediante un mapa de calor que muestra los puntos fuertes y débiles de cada alumno.

  • Walinwa o escribir leyendo a los clásicos

Esta plataforma online enseña gramática española explotando la memoria visual y las habilidades mentales de sus alumnos. Ofrecen sesiones personalizadas de 15 minutos en las que utiliza fragmentos de obras literarias escritas o traducidas al castellano para fomentar de paso en los estudiantes el conocimiento de libros y autores.

Virginia Ricoy, cofundadora del proyecto, afirma que Walinwa nació después de comprobar la cantidad de faltas de ortografía que cometían sus hijos preadolescentes. Actualmente, varios colegios madrileños emplean esta solución para ampliar su oferta formativa y permitir a los alumnos experimentar con un método de enseñanza digital que califican como sencillo e intuitivo.

  • Grammarly: un profesor de inglés en tu buscador

La compañía Grammarly ha desarrollado una extensión para Chrome que señala los errores ortográficos que cometes cuando escribes en inglés dentro de tu navegador. Un correo electrónico, una entrada de tu blog, un post de Facebook, Twitter o LinkedIn y un texto en Drive; este software detecta y corrige tus fallos gramaticales en tiempo real.

Así funciona Grammarly

Funciona con un modelo freemium por el que disponen de una versión gratuita, centrada en gramática y ortografía, y una de pago, que, por cerca de 25 euros mensuales, realiza análisis estructurales avanzados, ofrece sugerencias para que utilices un vocabulario más preciso e integra un detector de plagio. Operan desde 2011 y ya cuentan con una versión para instalar en Microsoft Word.

  • Sinfaltas.com, tu sastrería lingüística
Pulsa en la imagen para ampliarla

Así definen su solución estos emprendedores españoles, que se ofrecen como asistentes gramaticales a medida y corrigen páginas web, entradas en redes sociales, blogs de empresa y cualquier medio de difusión digital. Si estás diseñando una campaña de márketing, terminando un trabajo de fin de carrera o necesitas que te traduzcan un texto con precisión, puedes contactar con ellos para que te echen una mano. También diseñan infografías con información lingüística, como esta llamativa tabla periódica de la ortografía que provocó un colapso en su web a raíz de su viralización.

  • Forvo: la Wikipedia de las pronunciaciones
Imagotipo de Forvo

En esta página web de origen vasco, puedes escribir un texto en un idioma distinto al tuyo y otros usuarios nativos de esa lengua cuelgan audios leyéndolas en voz alta para que puedas escuchar y aprender a pronunciarlas correctamente. Diez años después de su fundación, más de medio millón de usuarios registrados han podido escuchar cómo suenan frases y palabras en más de 300 idiomas. En 2013, la revista Time incluyó Forvo en su lista de las 50 mejores páginas del año.

Retina

21/10/2017
Normas
Entra en EL PAÍS