Siete ejemplos de innovación social entre grandes empresas
Getty Images
Cooperación

Siete ejemplos de innovación social entre grandes empresas

Generar orgullo de pertenencia entre los empleados o transformar la realidad empresarial, dos de los objetivos que persiguen las grandes corporaciones con estas iniciativas

La colaboración entre varios agentes avanza en el mundo empresarial. Cada vez más grandes corporaciones dedican parte de su tiempo a cooperar con diferentes empresas y organizaciones sociales para generar un valor compartido. Este fue el asunto tratado en el evento Compartiendo Alianzas, organizado por la Fundación Seres.

Se presentaron siete proyectos sociales de otras grandes empresas, que contaron su experiencia. Francisco Román, presidente de la citada fundación, destacó que “el papel de las empresas es fundamental para el progreso económico y social. En la medida en que la velocidad de cambio se ha ido incrementando, el papel de las empresas es aún mayor”. Recalcó además que “los problemas sociales son cada vez mayores y exigen la participación de todos”.

  • Telefónica invierte en innovación sostenible

Elena Valderrábano, directora global ética corporativa y sostenibilidad de Telefónica, compartió varios de los proyectos que tiene la compañía a nivel interno. La firma realiza anualmente una convocatoria abierta a sus unidades de negocio y equipos de los diferentes países en los que opera, buscando aquellos proyectos que tengan impacto social y/o ambiental a la vez que retorno económico, que precisen de financiación y recursos adicionales y que estén aliadas con los objetivos de desarrollo sostenible.

A partir de la convocatoria de 2018, se abrirán las puertas para comenzar a realizar colaboraciones con otras empresas y organizaciones tanto para diseñar proyectos nuevos como para desarrollar los que resulten seleccionados. Como ejemplos de proyectos que ya están desarrollando señalan varios: conectividad en zonas remotas,smart cities, eficiencia energética, servicios financieros móviles y tecnología en salud.

  • Danone, con el empoderamiento femenino

La cocreación de la Escuela Ana Bella para el empoderamiento de la mujer entre Danone, Momentum Task Force y la Fundación Ana Bella busca “formar a mujeres supervivientes de la violencia de género para que liberen su potencial personal y lo enfoquen hacia su inserción laboral como embajadoras de marca”, indica Borja Lafuente, responsable de responsabilidad social corporativa de Danone.

Para conseguirlo, el programa ofrece a las mujeres formación en técnicas de ventas y coaching y se abre una nueva vía de inserción laboral en trabajos de promotoras en puntos de venta y embajadoras de marca. Se aporta una solución social a una necesidad de negocio y las dos partes salen beneficiadas. Una de las claves que señalaba Lafuente sobre el buen funcionamiento de la Escuela Ana Bella es “ver a la Fundación como un proveedor real, no como una ONG”. Además, el proyecto está abierto a la participación de nuevas empresas como demandantes de empleo para las mujeres.

  • Salesforce & CoderDojo, capacitando a niños y jóvenes en programación

“Nos unimos a esta iniciativa porque buscábamos algo más cercano y cotidiano que lo que estábamos haciendo fuera, y CoderDojo nos ha aportado la posibilidad de formar niños de manera muy rápida”, apuntó Javier Iglesias, director senior de soluciones de ingeniería y líder del proyecto CoderDojo en la plataforma de CRM SalesForce.

CoderDojo es un movimiento internacional de clubes de programación gratuitos, a cargo de voluntarios que van destinados a jóvenes de entre 7 y 17 años, para que aprendan a codificar, construir un sitio web, crear una aplicación o un juego y explorar la tecnología en un ambiente informal, creativo y social. El objetivo es que las empresas puedan crear sus propios CoderDojo, ofreciendo a sus empleados la posibilidad de ser voluntarios y “contribuir al crecimiento de los grupos de Dojos orientados a educación para el futuro con base en la tecnología”, explicó Iglesias.

  • Ecoembes, “reciclar para cambiar vidas”

El objetivo de este proyecto es proporcionar oportunidades de empleo en el sector de la gestión de residuos a personas en situación de exclusión social, principalmente internos de centros penitenciarios, mediante la entrega de formación teórica y de experiencia en prácticas.

Para llevarlo a cabo, Ecoembes se encarga de desarrollar el material didáctico del curso Gestión y tratamiento de residuos, crear la red de profesores del programa, que cuentan con formación ambiental especializada en gestión de residuos, y de movilizar al sector privado para el desarrollo de las prácticas en empresas del sector de los residuos para alumnos procedentes de los CIS (Centros de Inserción Social para internos de centros penitenciarios) y de entidades sociales.

“Nuestro modelo se basa en corresponsabilidad y colaboración. Nuestro plan de acción social se basa en ayudar a las personas a cambiar el medio ambiente”, comentó Pilar Daranas, responsable de RSC y sistemas de gestión de Ecoembes.

  • Bankia, vivienda social y empleo en red

Esta iniciativa va dirigida a generar oportunidades de empleo para aquellas personas en riesgo de exclusión social con un problema adicional de vivienda. David Menéndez, director de Responsabilidad Social Corporativa de Bankia, aseguró que “la persona detectada con problemas es formada y acaba teniendo un trabajo acorde a su formación”.

Bankia comenzó con un programa de empleo para clientes en 2013, que ha ofrecido a 4.700 personas, de las que 1.262 lo realizaron y 570 encontraron un empleo (45%), muchos de ellos con cargas hipotecarias o en el alquiler social en viviendas del Fondo Social de Viviendas. Para cerrar el círculo ha querido incluir a proveedores y clientes en este programa, para que puedan ofrecer oportunidades de empleo a sus beneficiarios. El proyecto está abierto a recibir a nuevas empresas interesadas en incorporar personas en riesgo de exclusión social a sus plantillas.

  • IBM contra el abandono escolar

Fabricantes, el proyecto presentado por IBM, va dirigido a jóvenes en desventaja educativa con el objetivo de reducir el abandono escolar y potenciar el aprendizaje en las áreas STEAM (Sciencie, Technology, Engineering, Art, Maths). Consiste en la integración de un espacio de fabricación digital en institutos de secundaria, que incluya tecnología de vanguardia que incentive las habilidades para pensar y actuar creativamente, de manera que los participantes estén mejor preparados para vivir en la sociedad del futuro.

Belén Perales, directora de corporate citizenship de IBM, centró su exposición en el evento en la importancia de crear oportunidades para jóvenes en riesgo de abandono escolar. “Queremos desarrollar en la escuela un ecosistema de innovación y creación con programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento”, subrayó.

  • Accenture por el empleo

Desde Juntos por el Empleo se ha elaborado el primer estudio de Vulnerabilidad y Empleo en España, que estima que hay 4,16 millones de personas especialmente vulnerables ante el empleo, personas cuya probabilidad de salida del paro es extremadamente baja o cuya intermitencia o precariedad laboral es tal que su trabajo no les permite salir de la pobreza. Por eso, Accenture ha desplegado una estrategia de impacto colectivo, aunando esfuerzos de diferentes organizaciones procedentes del sector público, privado y tercer sector, para desarrollar soluciones que favorezcan el empleo y autoempleo de los colectivos con más vulnerabilidad.

“Llevamos cinco años con la iniciativa, que surge del convencimiento de que podemos trabajar de distinta manera y de una forma más eficiente para mejorar las oportunidades laborales de los colectivos más vulnerables”, señalaba Ana Millán, directora general de la Fundación Accenture.

Retina

21/10/2017
Normas
Entra en EL PAÍS