Firmar documentos en papel tiene los días contados
Getty Images

Firmar documentos en papel tiene los días contados

La 'startup' catalana Signaturit crea un sistema para estampar rúbricas oficiales desde el 'smartphone'

Pasamos más horas manejando el móvil que viendo la televisión. Estamos conectados la mayor parte del día, cada vez hay menos papeles en las oficinas, almacenamos nuestros archivos en la famosa nube… Pero seguimos teniendo que firmar documentos con bolígrafo o pluma. No tenemos nada contra practicar la escritura analógica, pero hay que reconocer que en ocasiones desearíamos poder hacerlo también online, por ejemplo para ahorrarnos desplazamientos. Ahí es donde entra la startup catalana Signaturit, cuyos servicios de firma electrónica segura está llamando la atención de la banca.

  • ¿De quién hablamos?

Juan Zamora, Salvador Severich y Javier Martínez fundaron Signaturit en 2015 con la idea de facilitar el proceso de autenticación y certificación de documentos. En poco tiempo se han posicionado como una de las referencias del sector, con unos 10.000 clientes, algunos de la talla de Volkswagen, Acciona, Aegon o Gartner, atendidos desde sus oficinas de Barcelona y Ámsterdam.

En plena era digital, el proceso más moderno que ofrecen la mayoría de entidades financieras a sus clientes consiste en tener que imprimir un formulario, firmarlo, escanearlo y enviarlo de vuelta. “Eso no tiene nada de digital. Nosotros queríamos que firmar un documento fuera cosa de segundos”, ilustra Severich, responsable de marketing de la empresa. Si todos llevamos encima un smartphone, ¿por qué no usarlo para firmar?

  • ¿Cómo funciona?

El sistema desarrollado por el equipo de Signaturit, actualmente compuesto por unos 30 profesionales, es, ante todo, sencillo de manejar. El usuario recibirá un email de la entidad u organización responsable del documento, que podrá abrir en el móvil. Basta entonces con firmar con el dedo para que la rúbrica quede registrada.

El valor añadido de este servicio es que cumple las leyes de firma electrónica de la UE y de EE UU, las más exigentes del mundo. El sistema de encriptación que tiene detrás garantiza la confidencialidad de los datos de los usuarios.

  • ¿Por qué nos interesa?

La iniciativa de la startup, que también ofrece servicios de captura de documentos (DNI o pasaporte) y medidas de refuerzo en la seguridad y autenticación de comunicaciones, ha llamado la atención de los inversores. Si en 2015 levantó una ronda de 600.000 euros, este verano se ha hecho con 2,8 millones para seguir creciendo. Banco Sabadell, Nero Ventures, Faraday Venture Partners y Boyser se cuentan entre quienes han depositado su confianza (y dinero) en la joven firma.

Todo lo que nos ayude a ahorrarnos una visita al banco o a las temidas colas de la Administración será muy bienvenido.

Más información

Retina

25/09/2017
Normas
Entra en EL PAÍS