La realidad aumentada se cuela en el menú

La realidad aumentada se cuela en el menú

EL PAÍS Retina te ofrece algunos ejemplos por los que creemos que esta tecnología puede acabar llegando a tu plato

España es el país con con más bares por habitante del mundo. Concretamente, uno por cada 175 personas, según un estudio de la consultora Nielsen. Y el 12,5% de los contratos que se firman en el país son de camarero. Es indudable que el sector de la restauración constituye un pilar importante de nuestra economía. Y salir a cenar a un restaurante de vez en cuando es una práctica habitual en la sociedad en la que vivimos que difícilmente pasará de moda. La oferta es muy variada, pero el auge de las cadenas y el estancamiento de los establecimientos tradicionales dibujan un panorama en el que la originalidad de un local puede marcar su fracaso o su éxito.

La realidad aumentada plantea una serie de soluciones creativas que tienen la capacidad de aportar a un restaurante un atractivo especial. EL PAÍS Retina recoge algunos ejemplos por los que el uso de esta tecnología puede ayudar a atraer más comensales.

  • Una carta en tres dimensiones

La compañía KabaQ ha desarrollado una aplicación para smartphones y tabletas que permite ver el menú de un establecimiento en tres dimensiones gracias a la realidad aumentada. Utilizan tecnología avanzada de escaneado para crear sus modelos en alta resolución. De esta manera, el cliente puede decantarse por uno u otro plato basándose en su apariencia más allá de lo que permitiría una fotografía.

Está disponible en iOS y Android. Algunos restaurantes ya la utilizan para promocionar su carta, aunque también ofrecen soluciones para pedidos a domicilio, presentaciones de cátering, libros virtuales de cocina y exposición en redes sociales.

  • El negocio de la geolocalización
Infografía con datos adicionales del estudio de Revel Systems

El ejemplo de referencia que viene ala cabeza cuando hablamos de realidad aumentada no es otro que Pokemon Go. La fiebre que despertó el popular videojuego ha trascendido las pantallas de los móviles y se ha colado en la alimentación. Ocho de cada diez restaurantes situados cerca de una pokeparada —lugares donde se pueden encontrar pokémones en la aplicación— experimentaron un crecimiento de un 63% en su clientela e incrementaron su beneficio en cerca de 1.700 euros semanales, según un estudio de Revel Systems.

El boom que supuso esta plataforma fue tal que el agregador de negocios Yelp incluyó un filtro en su plataforma para que los usuarios puedan saber si existe una pokeparada cerca del restaurante en el que van a comer.

  • ¿Dónde está mi restaurante?
Captura de pantalla de la aplicación Monocle de Yelp

Antes de que Pokemon Go se colara en nuestras vidas, Yelp ya había dado un voto de confianza a esta tecnología. En 2009, desarrollaron Monocle, una plataforma que mostraba sobre la imagen que capta la cámara de un teléfono inteligente información sobre restaurantes cercanos. Las startups Layar y AcrossAir también fueron pioneras en la implementación de este tipo de aplicaciones.

La oportunidad que brinda esta solución a un negocio va más allá del atractivo visual que supone. La información sobre un local concreto puede ir acompañada de promociones y descuentos que pueden atraer a un usuario indeciso.

  • La comida sabe mejor

Como lo oyes: la realidad aumentada tiene la capacidad de distorsionar nuestra visión de las cosas y la posibilidad de cambiar la apariencia de alimentos y bebidas en tiempo real podría mejorar la dieta de los consumidores. Al fin y al cabo, nuestra valoración de los alimentos viene condicionada por factores que van más allá del gusto. Así lo afirmó Katsunori Okajima, profesor de la Universidad de Yokohama, durante un taller sobre percepción del sabor en Oxford, que llegó a plantear la creación de contenidos alimentarios con esta tecnología como parte de un programa de políticas de salud públicas.

Retina

25/09/2017
Normas
Entra en EL PAÍS