Salud, estrés

Por qué es importante hablar de la salud mental en el trabajo

Normalizar las conversaciones sobre los problemas emocionales es clave para mejorar la salud laboral

Es difícil de cuantificar el número de personas que sufren trastornos mentales en España, pero se calcula que alrededor del 25% los ha sufrido, los sufre o los sufrirá. Y uno de los motivos por los que resulta complicado atinar con el número es porque muchas personas no llegan a tratarse o ni siquiera lo dicen en voz alta, sobre todo los problemas más leves. Es un tema especialmente tabú en los lugares de trabajo, donde los empleados temen sentirse juzgados. Pero los expertos están de acuerdo en que normalizar esta situación es clave para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y la satisfacción laboral.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es "un estado de bienestar en el que la persona es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad". Que el estrés complique tus tareas diarias y notarte menos productivo son llamadas de atención. Por eso, no necesitas tener un trastorno diagnosticado como tal para asumir que necesitas tomarte un respiro y cuidar tu salud mental. 

Comentar con tus compañeros o tus jefes que estás sufriendo algún tipo de malestar emocional o mental ayuda a que puedan entender mejor tus comportamientos o reacciones en la oficina. "Es normal que una mala gestión del estrés cambie tus interacciones con los que tienes alrededor y tu productividad", explica Diana Navarro. "Quizá necesites realizar otras tareas o repartir el trabajo de forma distinta, y los demás tienen que saberlo para poder ayudarte". Uno de los principales motivos para callar es el temor a sentirse juzgado, a que piensen que se es menos válido o más débil o incapaz. Pero lo cierto es que sufrir una depresión, como una gripe, son enfermedades que te suceden, pero no te definen.

Los expertos coinciden en que es una situación difícil de abarcar, aunque ya se están dando pequeños pasos. Hace unas semanas se viralizó un intercambio de correos electrónicos entre trabajadora y jefe que trataba precisamente de este tema. Madalyn Parker, empleada en una empresa de software, envió un email a su equipo diciendo que se iba a tomar dos días libres para centrarse en su salud mental. Según declaró, quería ser un ejemplo para que su equipo supiera que "pueden sentirse cómodos tomándose días por salud mental, incluso si no lo dicen". Esta historia es importante porque su jefe respondió a sus mensajes dándole las gracias por decirlo en voz alta. "Eres un ejemplo para todos nosotros a la hora de enfrentar este estigma y podamos dar lo mejor de nosotros mismos en el trabajo", explicaba el jefe en el correo.  

Parker publicó los correos en Twitter y los tuiteros hicieron el resto: la publicación acumula casi 17.000 retuits y 45.000 me gustas. "El hecho de que se haya hecho viral una historia como esta también es sintómatico: implica que muchas personas se han sentido identificadas con ella", cuenta Navarro.

La cultura empresarial es un punto clave. Los empleados tienen que sentirse protegidos y seguros.

Es un ejemplo de una de las iniciativas que pueden desarrollar las empresas para que los trabajadores entiendan que es tan importante hablar de los problemas físicos como de los mentales. El portal de promoción de la salud en el trabajo, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, defiende que es necesario la colaboración de empresas, trabajadores y la sociedad general para que se siga avanzando en este sentido.

Pero la cultura empresarial es un punto clave. Los empleados tienen que sentirse protegidos y seguros. Los expertos también señalan que es necesario que las conversaciones sean "un acto proactivo y voluntario". La idea es conseguir un ambiente de confianza para que el trabajador se sienta cómodo.

Más información

Retina

17/10/2017
Normas
Entra en EL PAÍS