Transformación digital significa profesionalizar la empresa
Getty Images
FIRMA INVITADA

Transformación digital significa profesionalizar la empresa

El autor sostiene que aplicar un proyecto de digitalización redunda positivamente en el rendimiento de los trabajadores desde etapas muy tempranas

Es curioso, pero en los primeros tres meses de un proyecto de transformación se aprecian cambios en la empresa. De repente, tu compañía se empieza a profesionalizar. ¿Por qué? ¿Existe la magia?

La pregunta se irá respondiendo, pero lanzamos una primera aproximación: porque vienen consultores externos que hacen preguntas, se cuestiona el modelo de negocio, cada ejecutivo y mando intermedio se replantea lo que hace en su día a día y todo empieza a cambiar automáticamente. Así de simple.

Se muestran a continuación dos enfoques para abordar esta transformación que generan resultados parecidos. Y señalamos cuál es, a nuestro modo de ver, el más completo.

Siempre ha generado buenas soluciones el método del MIT narrado en el libro Leading Digital. El cliente en el centro, optimización de las operaciones y, sobre todo, examinar del derecho y del revés, de forma seria, el modelo de negocio. Son las tres claves de la metodología que propone y que es sin duda muy práctica y de rápidos efectos.

Aunque siempre hemos aplicado en clientes nuestra propia sistemática sobre dicho método, pues su aplicación depende mucho del sector y del tamaño de la empresa, desde finales de 2016 pasamos a un método más amplio. Un nuevo abordaje basado en la “escalera de la digitalización” que describen en sus conferencias Luis Ferrándiz, conocido experto en esta disciplina, y el profesor del IESE Julián Villanueva. No dejen de leer sus blogs.

Getty Images

Con esta orientación los cambios que se producen son más profundos y las consecuencias se muestran más sólidas, aunque lógicamente no hay recorrido que lo demuestre aún. Es un modelo muy estructurado. No se olvida tratar ningún tema. Permite profundizar lo que se desee y girar en espiral para desarrollar el proyecto. De este modo se va avanzando y todo se amolda al estadio en que se encuentra cada departamento o área de la empresa.

  • Una cuestión de método

Se abordan en primer lugar las fuerzas del cambio alrededor del cliente, la base de casi todos los métodos, y que en este caso se focaliza en tres ejes: los competidores, el contexto del sector y las competencias digitales de los colaboradores.

Aquí la empresa empieza a situarse y se da el primer salto en profesionalización. A muchos les sorprende lo retrasada que está su compañía, o más bien lo adelantados que van quienes marcan el rumbo del sector. Este descubrimiento, al mes de haber empezado el plan de transformación, eleva el nivel de autoexigencia.

En segundo lugar, se revisa el compromiso de la alta dirección. Se analiza el liderazgo del equipo ejecutivo, la definición de estrategia, la sistematización de la innovación y el compromiso de inversión. Pocas empresas tienen todos éstos ámbitos bien definidos y con un plan específico y claro de mejora continua.

Las reuniones permiten observar la distancia que llevan los primeros de la clase. Y no es cuestión solo de recursos, sino de que hasta ahora no se había dado importancia a este benchmarking. Pero el mercado nos obliga a realizar esta introspección. Es evidente que este paso provoca otro evidente y sustancial aumento del nivel de profesionalización.

Por último, se trata el nivel de ejecución de las decisiones anteriores. Y en este paso es donde todos y cada uno de los ejecutivos de nivel medio y sus mandos intermedios empiezan a examinarse. Se dice siempre que para que todo funcione cada palo debe aguantar su vela. ¿Cada palo podrá aguantar las nuevas velas que requerirá el nuevo barco? En esta etapa la empresa se profesionaliza a toda velocidad.

En resumen, todo consejo de administración debería estudiar si deben realizar un plan de transformación digital. Sólo el empezar a analizarlo provocará grandes frutos.

Feliz transformación.

Manuel Monterrubio es director general de Exevi.

Retina

20/09/2017
Normas
Entra en EL PAÍS