productividad laboral

Serás feliz en el trabajo cuando ocupes un puesto imprescindible

Un estudio asegura que los trabajadores dan más sentido a sus tareas y que sienten menos inseguridad cuando su labor es clave para el funcionamiento de la empresa

A la hora de decidir entre dos trabajos es importante tener en cuenta cómo de imprescindibles son los puestos que te ofrecen. Porque cuanto más esencial sea tu función en la empresa, más feliz te sentirás trabajando. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio publicado por The British Psychological Society, cuyos autores ejemplifican en Harvard Business Review: si has estudiado derecho te sentirás más realizado si trabajas como abogado en un bufete que si eres asesor en una empresa tecnológica. Pero es necesario precisar que "para valorar las conclusiones de la investigación hay que salvar las distancias y aclarar que las prioridades de cada persona influyen directamente en su bienestar", explica Diana Navarro, psicóloga laboral.

La investigación no se refiere a que tú, como ser humano trabajador, seas imprescindible, sino que el puesto que desempeñas sea esencial para la misión de la compañía. El estudio define como esenciales los puestos sin los cuales la organización no podría cumplir sus objetivos principales. Por ejemplo, un despacho de abogados sin abogados no podría funcionar; pero una empresa tecnológica sin asesoramiento legal podría seguir dedicándose a su core business perfectamente.

Según el estudio, a los trabajadores que llevan a cabo esas tareas imprescindibles el empleo les reporta más beneficios psicológicos: dan más sentido a su experiencia laboral, se comprometen de forma afectiva con la empresa, se sienten más seguros y tienen menos posibilidades de sufrir el síndrome del trabajador quemado. "Las implicaciones principales de nuestra investigación afectan a individuos que están considerando varios trabajos. Entender esto podría ayudar a los empleados a tomar mejores decisiones en su carrera", explican los investigadores. "Cuando las personas valoran una oferta de trabajo deben considerar si su puesto será esencial o periférico, porque ocupar una posición clave puede ofrecerles mayores oportunidades de sentir que hacen un trabajo significativo".

Pero es necesario puntualizar: no hay que perder de vista las prioridades de los trabajadores. Quizá el sueño del abogado del que hablamos sea trabajar para la empresa de videojuegos en lugar del bufete. En ese caso, según los expertos, "sus motivos personales para elegir su puesto pesan más que si sus tareas son imprescindibles o no para la empresa", explica Navarro. "Lo que te generará más bienestar es que elijas lo que más te motiva, que tengas una motivación personal, independientemente de que tu labor en la compañía sea esencial o complementaria".

Quizás este estudio da pistas a la organización para gestionar el bienestar de sus trabajadores. "Después de todo, los empleados en posiciones periféricas podrían ver su trabajo como poco significativo con más probabilidad, tienen niveles más bajos de apego emocional a la organización y son más propensos a sentirse inseguros", cuentan los investigadores. Sus esfuerzos para ayudar a que sus empleados se sientan más satisfechos deberían centrarse más en aquellos que no ocupan puestos cruciales.

Esta sensación de que tu trabajo carece de sentido genera ansiedad y desánimo. "Sentir que lo que hacemos sirve para algo es esencial para la autoestima. Tiene que ver con sentirte útil y generar impacto, pensar que tu trabajo de alguna forma va a mejorar el mundo en una sensación muy potente", cuenta Navarro.

Dejar huella a través de tu trabajo proporciona una enorme sensación de realización personal. Y este es precisamente uno de los aspectos a los que las nuevas generaciones dan más importancia. Aunque otros estudios también han demostrado que, llevada al extremo, esta sensación puede llevarte a sentirte imprescindible en el trabajo y generarte más presión y estrés. Como sucede con una investigación publicada por Project: Time Off que tiene a los millennials como protagonistas. Según las actitudes que recoge la investigación, los nativos digitales nos sentimos con más frecuencia imprescindibles en nuestro puesto y eso nos lleva en muchas ocasiones a prescindir de las vacaciones.

Más información

Retina

18/11/2017
02

Black Friday y el síndrome del carrito abandonado

Si compráramos todas las cosas que echamos en los carritos de las tiendas web estaríamos arruinados. Factores como la velocidad de carga del site y quién nos entrega el paquete nos preocupan a la hora de darle al clic final

Black Friday y el síndrome del carrito abandonado
Mamá, quiero ir a Stanford
10

Mamá, quiero ir a Stanford

La 'alma mater' de Silicon Valley rechaza un 95,7% de sus solicitudes de acceso. Tres españoles que han logrado entrar comparten su experiencia

Normas
Entra en EL PAÍS