videoidentificación
Getty Images
FIRMA INVITADA

La identificación por vídeo echa a andar en España

El autor describe los principales métodos de autenticación permitidos desde hace un año en el país

En lo que se refiere a la identificación por vídeo, España se encuentra todavía al principio del camino. Cada vez más entidades bancarias y proveedores de servicios financieros implantan este tipo de procesos para ofrecer a sus clientes una experiencia de usuario completamente digital. Tanto las entidades como las fintech suelen mostrarse en un principio reacias a las diversas posibilidades de identificación de sus clientes, pero se interesan en adoptarlas a medida que el mercado se consolida.

La identificación por videoconferencia (técnicamente se llama vídeo identificación asistida) se autorizó en España el 1 de marzo de 2016. El Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) abrió la puerta a las empresas españolas obligadas bajo la ley de blanqueo de capitales a verificar la identidad de sus clientes mediante videoconferencia. Para ello solo se necesita un ordenador o un teléfono móvil, una conexión a Internet y un documento de identidad válido. Muchos bancos y empresas de Europa han instaurado con éxito este proceso incluso para la apertura de cuentas en línea o para las órdenes de domiciliación de adeudo directo SEPA. El 1 de junio de 2017, el SEPBLAC autorizó también los procedimientos de identificación no presencial por vídeo sin videoconferencia en tiempo real entre los clientes y los especialistas en identificación (vídeo identificación desasistida). ¿En qué consiste exactamente cada uno de estos procesos? ¿Qué ventajas e inconvenientes presentan?

  • Vídeo identificación asistida: videoconferencia

Durante el proceso de identificación por vídeo se contacta con el cliente mediante videoconferencia y se le guía por el proceso de legitimación. Durante el proceso, el cliente muestra un documento de identidad válido a la cámara y el especialista en identificación comprueba la validez de los elementos de seguridad, contrasta los datos de identidad y le plantea determinadas preguntas para asegurarse de que la persona sabe para qué se está identificando. El procedimiento se lleva a cabo en tiempo real y dura tan solo unos minutos. Tras completar con éxito la legitimación, puede iniciarse de inmediato la relación con el cliente.

Las ventajas de este procedimiento en relación con una identificación presencial son obvias: es más rápido, más cómodo y más eficaz. Se puede prácticamente en cualquier momento y lugar en unos minutos y no requiere ningún tipo de hardware especial, más allá de un ordenador o un smartphone. El cliente valora las empresas que ofrecen a sus clientes la posibilidad de identificarse en línea. Estimamos que el Commerzbank alemán, por ejemplo, podría mejorar su tasa de conversión en la apertura de cuentas en línea en más de un 50% si implantara el sistema. 

  • Vídeo identificación desasistida: grabación de vídeo

En la legitimación en línea, el cliente no tiene contacto directo con los especialistas en identificación. En su lugar, el propio usuario debe grabar un vídeo mostrando el anverso y el reverso de su documento de identidad, su cara y, en función de los requisitos de la empresa, debe mostrar también claramente los hologramas de su documento de identidad. A continuación, deberá enviar estas grabaciones por streaming a un centro de identificación. Posteriormente, el especialista en identificación verifica la información y comunica el resultado de la identificación directamente a la empresa solicitante.

Esta variante anónima de la legitimación del cliente es claramente más rápida y cómoda de manejar que una identificación personal in situ. Sin embargo, en ausencia del contacto directo por videoconferencia, el especialista en identificación no puede ayudar al cliente y no pueden plantearse preguntas especiales para detectar posibles intentos de fraude.

En el marco de la identificación no asistida también cabe considerar un proceso de identificación fotográfica en el que simplemente se cargaría una imagen del reverso y del anverso del documento que posteriormente se verificaría. Sin embargo, en el contexto de la prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, este procedimiento no se ajusta a las medidas de seguridad del SEPBLAC para la identificación de clientes en el sector financiero, que describen explícitamente el uso de la videoconferencia o la grabación de vídeo para la identificación del cliente.

Wolf Thyssen es director de IDnow España.

Más información

Retina

20/09/2017
Normas
Entra en EL PAÍS