Giacomo Marini, CEO de Neato Robotics.
Giacomo Marini, CEO de Neato Robotics.

Giacomo Marini (Neato Robotics): “Habrá robots especialistas en cada una de las tareas de la casa”

Sus autómatas aspiradores llevan navegación inteligente y funcionan con los asistentes digitales de Amazon y Google

En España se venden a través de El Corte Inglés y Amazon

De los ratones a los robots. Giacomo Marini es un veterano ejecutivo del sector tecnológico que desde 2013 lidera la empresa Neato Robotics, especializada en robots para el hogar. Pero su trayecto es larga. En 1981 cofundó Logitech, uno de los principales proveedores de ratones y teclados para ordenadores, y antes ocupó puestos técnicos y de gerencia en Olivetti e IBM. También ayudó a levantar distintas empresas tecnológicas (desde un papel de inversor, miembro del consejo o asesor). Es el caso, por ejemplo, de Multiscope o Sygate, adquiridas por Symantec, o M7, comprada por BEA Systems. Desde su cargo actual, este ingeniero informático sostiene que estamos en un momento crucial en el desarrollo de una casa más inteligente y comparte su visión de que en un futuro cercano los hogares contarán con diferentes robots cada uno especializado en hacer bien una tarea, desde limpiar los cristales a poner el lavavajillas o doblar la ropa. “Crear un robot humanoide que haga múltiples tareas como se ve en algunas películas futuristas será un desarrollo mucho más caro y difícil de llevar a cabo”, asegura.

Su empresa está focalizada en robots para el hogar. ¿Cómo surgió y cómo le está yendo?

Nació en EE UU en 2005, la crearon tres estudiantes de la Universidad de Stanford, uno de ellos español, Juan Bautista Gómez, que más tarde dejó la compañía para volver a España por temas familiares. El objetivo era lograr un robot que pudiera hacer las tareas del hogar con tanta inteligencia como los humanos, porque por aquel entonces todos los robots que había se movían de forma aleatoria, según chocaban con muebles o paredes. Neato Robotics lanzó su primer producto en EE UU en 2010 y en 2011 entró en Reino Unido, Francia y países Nórdicos. Desde entonces, hemos crecido muchísimo, y hoy vendemos nuestros robots en 30 países, en Europa, Norteamérica y Asia. En España, empezamos en abril, a través de Amazon y El Corte Inglés. Mi primer contacto con la empresa fue como inversor, a través de la empresa de capital riesgo que funde (Noventi Ventures), pero desde marzo de 2013 soy su CEO. La compañía factura entre 50 y 100 millones de dólares, no desvelamos el dato exacto.

Defienden que sus robots aspiradores son mejores que los de su competencia, incluido el líder del sector iRobot con su famoso Roomba. ¿Qué les hace especiales?

Su sistema de navegación láser, el mismo que usa Google en su coche autónomo, que les hace más inteligentes. Limpian de forma más eficaz, sin dar tumbos. Nuestra tecnología LaserSmart les permite detectar los objetos en tiempo real y trazar mapas de cada habitación, identificando muebles, entradas, escaleras, y moverse con facilidad en habitaciones poco iluminadas, a diferencia de otros productos de la competencia que funcionan con sistemas de vídeo para reconocer dónde están. A ello hay que añadir que casi todos nuestros robots cuentan con conexión Wifi, lo que nos permiten controlarlos desde una app en el móvil gratuita y disponible para iOS y Android. Además, funcionan con el reloj Apple Watch y dispositivos Android Wear.

También les han hecho compatibles con Alexa y Google Assistant, los asistentes digitales de Amazon y Google.

Sí. El usuario puede darles órdenes a través de la voz. Puede decirle a Alexa que le diga al robot que limpie y este se pone a hacerlo. También si se conecta el robot con una cuenta de Facebook Messenger o de WeChat (su rival chino) puedes comunicarte con el robot a través de chatbots. Pero, lo mejor de todo es que ofrecemos toda esta tecnología por un precio tremendamente agresivo: entre 500 y 700 euros, cuando robots que no llegan a este nivel de inteligencia están en los 1.000 euros o más. Eso ha hecho que, sin mucha imagen de marca ni mucha inversión de marketing, hayamos pasado de cero a ser número 2 en algunos países en un plazo muy corto.

Ustedes destacan mucho la forma de D de su robot. ¿Tan importante es?

Sí, porque casi la totalidad de los robots del mercado son redondos, pero la gente no vive en casas redondas. Vivimos en casas con esquinas, por eso es clave esa forma de D, porque permite alcanzar todos los rincones. Además, la mayoría de los productos de la competencia llevan el cepillo en el medio y tienen un tamaño más pequeño que los nuestros, lo que nos permite llegar mejor a las paredes.

¿Cuánto mueve este mercado a nivel global? ¿Ve posible dar el sorpaso a iRobot?

Hoy mueve entre 1.000 y 1.500 millones de dólares, e iRobot tiene en torno al 60-65% del mercado, mientras nosotros tenemos una cuota de entre el 5 y el 10%. Estos últimos años el mercado ha crecido un 17-18% cada año y pensamos que el crecimiento va a ser mayor en los próximos años, por encima del 20%, pues estamos en un momento crucial en el desarrollo hacia una casa más inteligente, que permitirá a las personas tener más tiempo libre. iRobot ha hecho un trabajo estupendo creando la categoría y no sería realista pensar que podamos pasarles en un plazo de cinco años, pero sí en algunos mercados. En los Países Nórdicos, por ejemplo, ya tenemos entre el 35 y 40% de cuota. Estamos en Silicon Valley y eso nos ayuda muchísimo a innovar, porque estamos cerca de los gigantes tecnológicos y de los inversores.

Neato ha cerrado varias rondas de financiación. ¿Cuántos fondos ha captado?

En 2010 entró Vorwek [dueña de Thermomix] y en hoy son 10 los accionistas, la mayoría firmas de capital riesgo. Hasta la fecha, hemos captado entre 50 y 100 millones de dólares (no damos el dato exacto) y el plan es hacer nuevas rondas porque el mercado está en su segunda fase de crecimiento. La primera fue hace 10-12 años, cuando la gente se empezó a comprar este tipo de producto; ahora entramos en una fase de impulso, con un consumidor más experto.

¿En qué punto de desarrollo está la tecnología de robots de limpieza?

Lo que se está viendo es que los robots cada vez van a tener más importancia dentro del hogar, y para hacer muchas actividades, no solo tareas de limpieza, y por eso es tan importante que los robots sean inteligentes. Estamos al inicio de la robótica doméstica y prueba de ello es esa conexión de nuestros robots con Alexa y Google Home, que ya son parte de la domótica, del futuro que está ahí. En unos años habrá robots que limpien la ducha, las ventanas, que ayuden a cargar y descargar el lavavajillas o que doble la ropa. No es algo que vaya a pasar en tres años, pero se prevé que en las próximas décadas los robots pasen de estar limpiando por el suelo a ayudarnos en otras tareas de la casa.

¿Está trabajando su empresa en algún robot que no sea aspirador?

Nuestro objetivo es tener la mayor tecnología y todo se irá anunciando a su tiempo. Puede que demos un paso más allá y saltemos a otra nueva categoría en los próximos años.

¿En el futuro habrá varios robots haciendo diferentes tareas o un robot multitarea?

En un futuro próximo, lo que habrá en los hogares serán diferentes robots especializados que harán distintas tareas, porque es mucho más fácil y económico. Crear un robot humanoide como se ve en películas futuristas haciendo todas las tareas es un desarrollo mucho más caro y difícil de llevar a cabo.

¿Ve necesario un rediseño de las casas para que los robots puedan trabajar mejor?

No veo necesario rediseñar las casas para ponérselo más fácil a los robots. Lo que sí se incrementará es la inteligencia artificial, la comunicación entre robots y humanos. Los robots van a poder decirte dónde tienen problemas. Si se queda atrapado con un cable o una mesa de forma reiterada, podrá decirte ¡oye, aquí me atasco, así que mueve la mesa o te voy informando para que me muevas!

La competencia en el sector no cesa: LG, Samsung… incluso las empresas chinas como Xiaomi están sacando sus propios robots aspiradores.

Es lógico, porque es un mercado que está en pleno crecimiento y es lógico que estén entrando nuevas marcas. La competencia es mala y buena noticia a la vez, porque nos ayuda a mejorar. Pero algo a favor nuestro es que solo nos dedicamos a esto, y ese foco nos dará ventaja, porque para otras empresas el lunes el foco son los móviles y el martes otra cosa. Los especialistas siempre van a dedicar más tiempo y energía al desarrollo de su producto. Además, esa circunstancia te obliga cada día, porque si no te va bien con los robots no tienes otra actividad que te pueda compensar el negocio.

¿Tienen previsto cerrar acuerdos con otras empresas de distribución en España para vender sus robots?

Lógicamente queremos más clientes y más cuota de mercado, pero hemos decidido ir poco a poco. Acabamos de entrar en El Corte Inglés y también estamos en Amazon.es y en Carrefour, pero solo en online. Antes de entrar en otro distribuidor importante, como pueda ser Media Markt, queremos hacerlo bien con los que estamos. Que la ejecución se haga bien es muy importante y preferimos centrarnos en los socios que nos dan valor y donde tenemos más posibilidades de exponer y hablar más de la marca.

 

Retina

22/07/2017
Normas
Entra en EL PAÍS