Ingeniería, ciberseguridad y ‘big data’: el futuro del empleo digital

Ingeniería, ciberseguridad y ‘big data’: el futuro del empleo digital

Juan Corro, de U-Tad, nos cuenta cuáles son las ingenierías más demandadas por las empresas, qué necesitan estudiar quienes quieran dedicarse a la ciberseguridad y qué habilidades debe tener un analistas de datos

La época actual brinda la oportunidad a los jóvenes de ser prácticamente pioneros en los empleos digitales que ya marcan tendencia en cada vez más sectores. Los ingenieros tienen más salidas laborales que nunca y empiezan a despuntar con fuerza los analistas de datos y los expertos en ciberseguridad.

Juan Corro

Juan Corro es director académico del área de Ingeniería en U-tad. Tiene 37 años. Le preguntamos por el futuro de estas profesiones.


 

  • Ingenieros

¿Cómo ha crecido la demanda de ingenieros en las empresas en los últimos años?

En el ámbito de la economía digital, no para de crecer. Cada año surgen nuevos proyectos empresariales digitales y las empresas tradicionales continúan su proceso de digitalización para lo que es imprescindible contar con ingenieros formados en las últimas tecnologías.

 ¿Qué ingenierías son las más valoradas por las empresas?

Hay una enorme aceptación de los perfiles técnicos relacionados con el software, la seguridad, la gestión y el análisis de grandes volúmenes de datos o con los contenidos digitales, ya sean videojuegos, experiencias de realidad virtual o aumentada o perfiles de computación gráfica.

 ¿Qué oportunidades tiene un ingeniero de conseguir trabajo fuera de su país, si lo comparamos con otras profesiones?

El alto nivel que han demostrado las Escuelas Técnicas de Ingeniería españolas a lo largo de los años y la exitosa incorporación de España a la Unión Europea y sus programas de I+D+i son la mejor carta de presentación de los ingenieros patrios. En el ámbito digital, dado que las tecnologías, las herramientas y los paradigmas son idénticos, la incorporación de ingenieros software a proyectos internacionales es muy fluida y frecuente.


 

  •  Expertos en ciberseguridad

¿Qué debería estudiar un joven que quiera dedicarse a ciberseguridad?

Las carreras típicas son las relacionadas con el software, donde se debería ahondar en alguno de los perfiles especializados; con las telecomunicaciones, para enfocarse en el ámbito de redes; o con un componente científico, sobre todo con la parte matemática, para ahondar en los retos de la criptografía y los códigos.

 ¿Podría concretar más esos perfiles?

Son aquellos especializados en técnicas de hacking ético que permiten anticipar la capacidad y vías de intrusión de un atacante. Se requieren profesionales con capacidad de diseñar e implementar sistemas seguros para lo que son esenciales las técnicas de seguridad de equipos y aplicaciones, defensa perimetral, configuración de herramientas de protección y de los puestos finales de usuarios. Otro perfil muy demandado es el de aquellos que se dedican al seguimiento de alertas de ciberseguridad en el seno de los equipos especializados de respuesta a incidentes. También son necesarios expertos en análisis de malware que puedan diseccionar un programa malicioso concreto.

¿Se corresponde la demanda de las empresas con el interés de los jóvenes por dedicarse a este propósito?

El interés en ciberseguridad suele ser vocacional, intuitivo y lejano, de manera que los alumnos van ubicándose como profesionales especializados a medida que van adquiriendo los conocimientos técnicos. En principio, los alumnos se interesan mucho por las cuestiones de intrusión de sistemas y la demanda de profesionales en la defensa de infraestructuras, y la gestión y operación de los equipos que atienden incidentes de ciberseguridad es significativamente mayor.


 

  • Analistas de datos

¿Qué debería estudiar un joven que quiera ser analista de datos?

En primer lugar, se debería formar mediante una carrera de ingeniería de software o un grado en matemáticas, para después continuar con un máster en big data.

 ¿Qué tipo de perfiles se buscan?

Los perfiles más demandados son los de arquitecto de infraestructuras y los de ingeniero, analista y científico de datos. Hay más denominaciones, y otras nuevas surgen con frecuencia, pero se trata de perfiles que se encargan de diseñar los sistemas que van a manejar y operar la información, los profesionales que incorporan los datos al sistema y los procesan, los que los trabajan y los que desarrollan nuevos algoritmos.

 ¿Qué habilidades debe tener un analista de datos?

Una gran capacidad de pensamiento lógico racional, alto nivel matemático y de software, un buen conocimiento del campo en el que se va a desarrollar el análisis y una buena capacidad de síntesis y visualización de las conclusiones de su análisis. Se trata de perfiles que requieren competencias de múltiples campos del saber, lo que les hace difíciles de formar y muy valiosos para las compañías.

Retina

19/09/2017
Normas
Entra en EL PAÍS