Todo sobre el fármaco, desde el hospital hasta el paciente

Todo sobre el fármaco, desde el hospital hasta el paciente

Lug Healthcare Technology mejora la seguridad en la identificación, preparación y administración de medicamentos en farmacias hospitalarias

En 1997 se producían en España 130 reacciones adversas a medicamentos por cada millón de habitantes. La última vez que se publicó esta tasa, en 2014, fueron 368 reacciones adversas por millón de habitantes. Estábamos un 183% por encima. “Los profesionales saben que los accidentes ocurren y muchas veces son indetectables”, asegura José Manuel Álvarez, consejero delegado de Lug Healthcare Technology. “Por eso hemos desarrollado herramientas de software que implantamos en los hospitales para controlar todos los procesos asociados a los fármacos".

Reacciones adversas a medicamentos

Fuente: Sistema Nacional de Salud

  • ¿De quién hablamos?

En 2005, José María Argüello -ingeniero- estuvo a punto de sufrir un error en la administración de un medicamento. Entonces se percató de la importancia de mejorar la trazabilidad de los fármacos y empezó a trabajar en la adaptación de estos sistemas, que ya había desarrollado para compañías como Kodak o Kraft, al entorno hospitalario. Ahora, el software resultante está instalado en instituciones como el hospital Vall d'Hebron y el Hospital Universitario Corporació Parc Taulí, entre otras, donde se utiliza principalmente para tratamientos oncológicos.

  • ¿Cómo funciona?

Lug propone una combinación de controles cualitativos y cuantitativos que se integran en la rutina de la farmacia hospitalaria para llenar la laguna que se produce desde la llegada de los medicamentos al hospital hasta su administración. "Los cualitativos son básicamente lecturas de los códigos asociados a los medicamentos -envases primarios, viales, pastillas- para identificar claramente los fármacos, por medios que no suponen reetiquetar ni manipular las medicinas y por tanto no introducen errores", explica Álvarez.

En el apartado cualitativo, se despliega un sistema informático que acompaña al profesional en el desarrollo de los medicamentos: le guía en el procedimiento y solicita verificaciones constantes, "de tal forma que siempre exista la certeza de que el medicamento está dentro de los rangos prescritos por el médico". Si se produce algún error, el proceso se detiene y la incidencia queda registrada.

  • ¿Por qué nos interesa?

La principal consecuencia de incorporar este sistema es el incremento de la seguridad en toda la cadena de gestión y administración de fármacos. "Lug permite saber qué medicamento, qué pastilla, qué componente se le ha dado a cada paciente. Y ofrece la seguridad de que cada paciente ha tomado el fármaco que tenía que tomar, en el momento que debía y en la dosis prescrita. Estamos hablando de escalas muy pequeñas y es muy difícil que el profesional se de cuenta de que ha cometido un error", añade el consejero delegado de Lug.

Por otra parte, Lug Healthcare Technology promete ahorro: "La trazabilidad total hace que haya una eficiencia muchísimo mayor en el uso de los recursos", comenta Álvarez. El conocimiento en tiempo real de la información cada pastilla almacenada en la farmacia hospitalaria permite optimizar su administración en función de disponibilidad y fechas de caducidad. Además, se evitan los tratamientos inocuos. "En muchas ocasiones, un medicamento caducado es como un vaso de agua. Esto conduce a administrar nuevos tratamientos o incrementar innecesariamente las dosis".

¿Tienes una startup o una innovación que deberíamos conocer? Escríbenos a redaccion@elpaisretina.com

Retina

20/09/2017
Normas
Entra en EL PAÍS