El equipo de Lingokids.
El equipo de Lingokids.

Lingokids consigue cuatros millones de dólares para enseñar idiomas a niños

La startup con sede en Estados Unidos y España ya supera los dos millones de usuarios

Aprender inglés es una de las obsesiones de los padres, cuanto antes mejor. Cristóbal Viedma (Madrid, 1983) ha entendido esa necesidad y busca resolverla con su startup. Lingokids, anteriormente conocida como Monkimun, acaba de conseguir una ronda de financiación de cuatro millones de dólares para hacer un método para niños de dos a ocho años. Una cantidad notable para España, pero que él considera una ronda semilla midiendo con los parámetros de Estados Unidos. La inversión viene, en su mayoría, de Bessemer Ventures, segundo fondo europeo por retorno de inversión, y JME en España, apoyado por José Manuel Entrecanales.

Hace un año contaba con un millón de usuarios registrados. Ahora han llegado a los dos millones, en su mayoría son de España, América Latina y Sudeste asiático. Esto se debe a que el inglés es el idioma más popular, seguido por el chino.

En Londres, durante EdTech, la feria de la educación y tecnología más relevante del sector, acaba de anunciar esta nueva ronda que usará para ampliar equipo y conquistar el mercado de Estados Unidos donde el aprendizaje del español no para de crecer. El equipo actual consta de 22 personas, 18 en España y cuatro en EEUU. El equipo cuenta con dos fichajes relevantes. Jens Peter, como director de experiencia, que antes fue director creativo de Toca Boca, pioneros en juegos infantiles didácticos en tabletas. Y Suzanne Barchers, que será vicepresidente de currículum, un puesto de nueva creación pero imprescindible para esta nueva fase. Barchers, de 70 años, con más de 40 de experiencia en la industria, creará un sistema para hacer el aprendizaje más interactivo.

Viedma sostiene que con esta inyección de dinero quieres consolidar sus sistema y el crecimiento. Uno de los productos en los que trabajan consiste en la creación de contenidos interactivos con un motor de sugerencia basado en algoritmos de aprendizaje, de modo que sugiera próximas lecciones basadas en el avance del alumno.

En febrero probaron una nueva fórmula, contar con profesores certificados que dan clase en remoto, como si fuese una videoconferencia pero con un máximos de tres compañeros más. “Nos aseguramos de que practican, hablan y realizan las tareas que encarga el profesor. Lo vemos como una experiencia integral con dos clases a la semana”. Este servicio de dos clases semanales cuesta 60 euros al mes, que es la versión más cara, a gratis por cinco actividades semanales, pero con un matiz, para educadores y colegios es gratis. “Así conseguimos tener comentarios y sugerencias de calidad, así como prescriptores de calidad. Que un profesor te recomiende es la mejor de las formas de llegar a los padres”, remarca.

En septiembre esperan tener un nuevo salto en su cuota de usuarios. Acaban de sellar un acuerdo con la editorial Oxford University Press, para tener acceso a todos sus libros de preescolar. Esto incluirá un acceso gratis a su plataforma.

Lingokids funciona en móviles y tabletas, aunque Android es la plataforma más usada. “Curiosamente, lo que más nos piden es una versión para pizarras digitales para poder usarlo en clase”, relata el fundador y consejero delegado.

Más información

Retina

19/10/2019
Normas