blockchain

¿Vuelta a 1999?: la explosión de las ofertas públicas de monedas

La explosión de ofertas de inversión en criptomonedas ha explotado. ¿Otro burbuja puntocom?

Todos hablan de bitcoins. No en vano, fue la moneda elegida para cobrar el rescate del ransomware lanzado el pasado 12 de mayo (sacaron una tajada equivalente a 50.000 dólares). Su cotización actualmente está en máximos históricos, por encima de los 2.100 dólares impulsada por la demanda de criptoactivos que ha provocado la proliferación de startups que usan tecnología blockchain. La capitalización de la moneda alcanza los 35.611 millones y ha arrastrado consigo a otras muchas monedas, como Ethereum, al cual los analistas pronostican una corrección.

[Por cierto, si no sabes qué es un bitcoin pero te apetece seguir leyendo, quizás te apetezca darte una vuelta por esta web, que es bastante clara].

Pero Bitcoin no es la única criptomoneda que hay en el mercado. Ni mucho menos. Según CoinMarketCap existen en la actualidad unas 800 y la burbuja se sigue inflando, con lanzamientos constantes de estas divisas en lo que se ha dado en llamar ICO (initial coin offerings), también llamadas token sales. Estas búsquedas públicas de financiación han explotado de la misma forma que lo hicieron en el cambio de siglo las salidas de startups puntocom (y todos sabemos lo que pasó después).

Así funcionan: se crea una nueva criptomoneda en algún protocolo como Counterparty, Ethereum o Openledger, y se le asigna un valor de un modelo algo arbitrario por parte de los impulsores de la startup basados en lo que creen que la red vale en esa etapa.

Si se miran bien, estas salidas ICO se parecen bastante a un crowdfunding en Kickstarter. Pero hay una diferencia bastante importante: en Kickstarter se financian normalmente proyectos de economía no financiera. Los tokens son de naturaleza financiera y su valor fluctúa. Lo curioso, además, es que es en vez de aceptar pagos en tarjetas de crédito y vender camisetas (por ejemplo) a cambio, lo que venden estos proyectos son la misma moneda con la que se deberán desarrollar los proyectos futuros. Es decir, venden el producto para financiera el proyecto que lanzará el producto…

Más información

Retina

15/11/2019
08

El puerto que sustituyó a los estibadores por robots y algoritmos

El éxito de la terminal automatizada del Puerto de Qingdao, el más avanzado y productivo del mundo, multiplica los planes para que robots y algoritmos gestionen las infraestructuras. El país controla los puertos de Bilbao y Valencia y tiene intereses en Algeciras y Barcelona

El puerto que sustituyó a los estibadores por robots y algoritmos
Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas
10

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas

El 80% de los profesores usa tecnología para preparar y desarrollar sus clases. Algunos crean sus propios materiales digitales con herramientas gratuitas de grandes tecnológicas, como Apple, Google o Microsoft. ¿Convierte esto al alumno en moneda de cambio?

Normas