Así cambiarán el futuro los gestores automatizados de finanzas

Así cambiarán el futuro los gestores automatizados de finanzas

Cerrar las puertas a la innovación solo frenaría la evolución natural del mercado financiero

Predecir el futuro es una ciencia inexacta. Conocer cómo será el mundo dentro de 25 años es imposible pero no impredecible. Lo que no tenemos duda, es que la tecnología formará parte de él, y será ella la que nos sumerja en nuevas dimensiones y campos nuevos de estudio en los que todos, empresas, sectores de especialización y profesionales, deberemos adoptar y dominar. En este sentido, dentro del contexto financiero, no tenemos duda de que la industria de gestión de activos se beneficiará de los procesos de inversión adoptados por los gestores automatizados, por la implicación tecnológica y científica que conllevan.

En el pasado, hemos visto cómo otros sectores se han beneficiado de la revolución que implica la implementación de la tecnología en diferentes áreas de negocio, con resultados globalmente positivos y en la industria de gestión de activos, no cabe duda de que lo veremos también. Por eso, en nuestro sector no se puede hablar de enemigos ni competencia, sino de fuerzas de acción que se complementan para optimizar recursos y aumentar la calidad global del servicio.

Roboadvisors, llegados para quedarse

Los gestores automatizados ofrecen al cliente una opción moderna, respetuosa y alineada con sus intereses

Otra de las pistas que nos pueden desvelar qué ocurrirá en los próximos años es observar el rumbo evolutivo de lo que ocurre al otro lado del Atlántico. En EE.UU., los roboadvisor llevan más de 5 años siendo una realidad exitosa, con gran acogida por parte del público masivo. En España, cerrar las puertas a la innovación solo frenaría la evolución natural del mercado financiero, ya que los roboadvisors no representan una amenaza para el sector, sino una herramienta primaria para incrementar su eficiencia a beneficio del inversor final. Algunos datos para avalar este hecho: según fuentes de UBS, el 11,5% de los españoles declaran estar abiertos a invertir mediante un roboadvisor en los próximos 12 meses, lo cual es un dato muy positivo porque apunta a un crecimiento del sector.

El objetivo de los gestores automatizados es cubrir una demanda real que marcará la tendencia del futuro. Se trata de ofrecer una alternativa (a las entidades tradicionales) moderna, transparente, respetuosa con sus propios clientes y alineadas totalmente con sus intereses. Es difícil predecir el futuro, pero no lo que demandará el público en el futuro. Debemos cubrir esa demanda ofreciendo al usuario una plataforma 100% digital, independiente y transparente para que el ciudadano de a pie pueda invertir de una manera más sencilla y efectiva y sin comisiones ocultas. Debemos romper de una vez por todas las barreras de inversión que existían hasta el momento: comisiones elevadas, crisis bancaria, trato deficiente al cliente, falta de oferta por conflicto de intereses, asesoramiento financiero de calidad cuestionable y oferta digital escasa.

Todo sobre el cliente

Por otra parte, gracias a esta tecnología de la que venimos hablando más los avances que veremos en el terreno del procesamiento de datos y Big Data, el acercamiento con el cliente será tan profundo que cubriremos al máximo sus expectativas de servicio. El cruce de datos (nivel de vida, preferencias, consumo, perfil de riesgo, preferencias) nos ofrecerá una simulación cada vez más sofisticada del servicio que el cliente requiere, avanzando en tiempos y ahorrando costes y comisiones.

Esta especialización llevará consigo por supuesto la implementación de nuevas normativas que protejan al inversor, y se pondrá por fin de manifiesto la transparencia como única manera de gestión.

Y por último y no menos importante, invertir ya no será una opción sino una obligación, debido al miedo a gastos imprevistos, la precariedad del mercado laboral, un sistema de pensiones públicas deficitario… De ahí nuestro objetivo: ofrecer al ahorrador que está preocupado por su futuro, una solución personalizada, sencilla y efectiva para rentabilizar sus ahorros sin complicaciones.

Giorgio Semenzato es director general de Finizens

Retina

17/10/2017
Normas
Entra en EL PAÍS