Vehículos

Sacar un Lamborghini de una máquina expendedora

Tres empresas desarrollan modelos de distribución de coches que solucionan problemas de espacio en sus concesionarios

El crecimiento de la población urbana es exponencial. 3 de cada 4 personas vivirán en una ciudad en los próximos 30 años, según un estudio de IBM. Con este panorama, economizar el espacio se convierte en uno de los retos que las grandes metrópolis tendrán que afrontar si quieren estar preparadas ante esta realidad. Algunos concesionarios han apostado por soluciones de aparcamiento eficientes que buscan optimizar el almacenaje de vehículos.

  • Autobahn Motors

Esta empresa, que lleva un cuarto de siglo en el mercado, inauguró en diciembre de 2016 un llamativo edificio en Singapur. Se trata de una estructura de garaje vertical con una característica especial: dispone de una maquinaria que permite sacar cada uno de los 60 coches deportivos que aloja con un mecanismo similar al de una máquina expendedora. Bentley, Maserati, Aston Martin, BMW, Lamborghini y Ferrari forman parte del catálogo de este concesionario.

Quizá lo que más sorprende de esta iniciativa es su velocidad de entrega. “El usuario navega por el catálogo, elige el coche que le interesa y en menos de dos minutos, está en su poder”, explica el director general de la compañía, Gary Hong. Su funcionamiento es sencillo: cada deportivo está sobre una plataforma móvil que hace las veces de montacargas y puede manejarse desde una tableta.

Hong aclara que se decidieron por este modelo de concesionario por una cuestión de espacio. “El coste del metro cuadrado en Singapur no es especialmente barato y necesitábamos alojar tantos coches como nos fuera posible”. Añade que este modelo también les ha reducido costes en plantilla y, notablemente, en promoción: en sus cinco meses de vida, han vendido más de medio centenar de vehículos.

  • Carvana

“Cuando creamos máquinas expendedoras de coches, pretendíamos que el cliente pudiera pasar por un proceso de compra completamente diferente al de los concesionarios tradicionales”, recuerda Teresa Aragón, encargada de experiencia de usuario en Carvana. “Nuestra meta era que adquirir un coche sea algo divertido”.

Esta empresa, que opera en EE UU desde 2013 y ha vendido más de 40.000 vehículos, basa su filosofía en la venta online: el comprador elige un automóvil a través de su página web y decide si prefiere que le lleven el pedido a casa o ir a recogerlo a la máquina expendedora. A partir de este momento, dispone de una semana para decidir si le convence y, en caso contrario, devolverlo.

  • Kandi Technologies

 photo GIF_zpsjauxs0bl.gif

Con una población de más de nueve millones de habitantes, en la ciudad de Hangzhou, en China, hay varias máquinas expendedoras de vehículos, en este caso de alquiler. La empresa Kandi Technologies cuenta con más de 100.000 coches distribuidos por la metrópolis, de los que se puede disponer por cerca de cuatro euros por hora, y para almacenarlos, han construido unos garajes automáticos que funcionan de manera similar a los que han desarrollado Carvana y Autobahn.

El usuario de este sistema solo tiene que introducir una tarjeta a la entrada del garaje y automáticamente sale un coche. Estos vehículos urbanos, parecidos a los que utiliza la empresa Car2go, son eléctricos y alcanzan una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Retina

24/06/2017
04

"El conocimiento es cada vez menos importante”

El responsable tecnológico en Europa, África, Oriente Medio e India de Fujitsu, Joseph Reger, asegura que tenemos que entrenar la creatividad y vigilar que los políticos sepan de tecnología

Normas
Entra en EL PAÍS