blockchain accenture
#BlockchAccentureRetina

La tecnología que les gusta a las ‘startups’ (y espanta al resto)

Tres compañías debaten sobre la situación del 'blockchain' en el ecosistema empresarial

Blockchain es un término de moda del que se ha llegado a decir que puede ser la gran revolución después de internet, pero su aceptación en el ecosistema empresarial avanza muy lentamente. Marcos Vallés, CEO de Megavatio, distingue entre dos tipos de compañías: las que no saben en qué consiste y las que lo saben pero no saben qué hacer con él. Considera que las segundas deben estar abiertas a ver las posibilidades que tiene y explorar sus casos de uso. “Muchos ven en el blockchain un campo de pruebas, pero al final nadie lo implementa. Algunos ven su valor, pero nadie se atreve a ponerle el cascabel al gato”, afirmó durante el evento Blockchain: el protocolo de la verdad, que tuvo lugar ayer en Torre Picasso.

La experiencia de Vallés como emprendedor le lleva a la conclusión de que las grandes empresas no terminan de aceptar esta tecnología porque buscan el resultado a corto plazo. Y blockchain no está pensada para el corto plazo. “Cuando una tecnología es solo una parte de un proceso y no deriva en un resultado en sí mismo, es difícil que una multinacional apueste por ello”, reflexionaba Ángel Barbero, director de ventas en Liquit IT. “Las grandes empresas tienen que tener un modelo interno para saber en qué tecnologías invertir y cómo convertirlas en valor”, afirmaba Barbero. “El problema es que existe una falta de visión por su parte en su adaptación a nuevas tecnologías”.

Algunos ven su valor, pero nadie se atreve a ponerle el cascabel al gato

Marcos Vallés, CEO de Megavatio

Pero la resistencia de las compañías tradicionales también puede deberse, según Bogdan Stirbu, cofundador de Bit2me, a un movimiento táctico. “Cuando aparece una nueva tecnología en el mercado, algunas toman la decisión de ver cómo funcionan antes de atacarlas”, explicaba. “Miran cómo lo hacen las startups antes de arriesgarse a tomar una decisión equivocada”.

  • Un problema añadido: la relación con las startups

La falta de implementación de proyectos disruptivos en las multinacionales basados en tecnologías externas también se debe, en cierta medida, al abismo que separa su manera de trabajar de la de las startups. Barbero culpa a las compañías tradicionales de no saber relacionarse con las nuevas empresas tecnológicas. En su opinión, ponen el foco en el producto, cuando deberían aprender de la manera que tienen estas de afrontar los problemas con los que lidian en su día a día. “Las startups tenemos que impregnar a las grandes de cosas que no son solo tecnológicas”

La falta de transparencia incrementa la falta de conexión entre ambos mundos. “Ha llegado el momento de que todos empecemos a compartir información”, comentaba Stirbu, abogando por una convivencia más fluida entre grandes y pequeños para establecer una relación que les permita trabajar en conjunto y enriquecer el espectro de innovación. “Tenemos que crear un espacio común donde todos en la mesa nos sintamos cómodos”.

Más información

Retina

24/06/2017
04

"El conocimiento es cada vez menos importante”

El responsable tecnológico en Europa, África, Oriente Medio e India de Fujitsu, Joseph Reger, asegura que tenemos que entrenar la creatividad y vigilar que los políticos sepan de tecnología

Normas
Entra en EL PAÍS