Accenture
Evento Blockchain

Accenture: “La clave, integrar ‘blockchain’ con otras tecnologías en plena expansión”

El responsable de servicios financieros en Accenture Digital, Rodrigo Álvarez, aventura que su futuro pasa por combinarlo con inteligencia artificial e internet de las cosas

Blockchain no es solo una tecnología, va más allá; es un movimiento que permite potenciar la nueva economía digital”. Así de rotundo se muestra Rodrigo Álvarez, responsable de servicios financieros en Accenture Digital y responsable de blockchain en España, sobre uno de los términos de moda en materia de seguridad que va cobrando fuerza más allá del entorno financiero, donde nació de la mano de la criptomoneda Bitcoin hace ya ocho años. Este sistema, traducido como cadena de bloques, es una base de datos distribuida y protegida criptográficamente. En definitiva: un registro que existe al mismo tiempo en muchos ordenadores de todo el mundo para garantizar la seguridad de su contenido.

Álvarez resalta las oportunidades de negocio que crea, destaca sus aplicaciones en sectores tan diversos como el de los seguros, la salud y el turismo y reflexiona sobre cómo puede influir en la percepción de conceptos tan sólidos como confianza o autoridad. Hablamos con él a raíz del evento Blockchain: el protocolo de la verdad, que organiza EL PAÍS RETINA junto a Accenture y tendrá lugar esta tarde en Torre Picasso, en Madrid y que se puede seguir vía streaming en EL PAÍS RETINA y vía Facebook Live

¿Por qué se dice que blockchain puede cambiar el mundo?

Porque puede cambiar la forma en la que la gente interactúa. Gracias a esta tecnología, dos personas que no se conocen y que nunca han establecido contacto disponen de un sistema para poder confiar el uno en el otro. La importancia de blockchain es que permite generar confianza sin la necesidad de un intermediario. Este modelo descentralizado pone en el centro un nuevo eje que supone un cambio en el modelo tradicional de distribución de la riqueza. Hemos dejado escapar al genio de la lámpara digital, que nos ha brindado una tecnología que permite dar un paso más en la transformación de la sociedad.

¿Qué beneficios directos tiene para empresas y usuarios?

La importancia de blockchain es que permite generar confianza sin necesidad de intermediarios

Esta tecnología aporta transparencia en todo lo que hagamos, permite ahorrar tiempo y dinero al consumidor y a las corporaciones que lo utilicen y otorga seguridad de una manera más disruptiva, ya que no existen intermediarios. Es como si tuviéramos una cebolla digital en la que el corazón es internet y la siguiente capa es el blockchain, donde compartimos información para crear una red de confianza. Porque con este sistema intercambiamos valor para generar fiabilidad.

¿Cómo influye esta tecnología en el concepto de confianza tal y como lo entendemos actualmente?

El hecho de que dos entidades que no hayan establecido ningún tipo de relación previa puedan compartir bienes con total seguridad conlleva la aparición de nuevas formas de comerciar, generar negocios e interactuar. Me da la oportunidad de establecer un negocio donde pueda alquilar un piso sin necesidad de una plataforma como Airbnb. Además, con la tecnología blockchain puedo tener más trazabilidad en mis bienes, seguirles el rastro, por lo que tengo más controlado el cambio de propiedad de mis activos. Esto refuerza la importancia de la identidad digital en la generación de confianza.

¿Cuáles son los siguientes pasos que veremos en el desarrollo del blockchain?

Debemos tener en cuenta que estamos hablando de una tecnología que todavía tiene que madurar y a la que le queda mucho camino para alcanzar un uso masificado. Pero la clave pasa por integrarla con otras tecnologías en plena expansión. El triángulo que conforman blockchain, inteligencia artificial e internet de las cosas, mezclado en un entorno en el que mejoremos la experiencia del usuario, puede llevarnos a conseguir un verdadero impacto en la sociedad.

¿Cómo influye en la banca tradicional?

Los bancos tienen que entender que es más importante la fidelización que la comisión

Los bancos no se atreven a desplegar esta tecnología por dos motivos: el problema de su falta de madurez y, en consecuencia, su seguridad y porque al quitar al intermediario, las entidades tienen miedo de perder el control sobre el cliente final y reducir o perder ciertas fuentes de ingresos. Al fin y al cabo, la democratización de los costes que supone blockchain reduce el beneficio bancario en ciertos servicios. Les da miedo que impacte en su cuenta de resultados.

Lo que tienen que entender es que les debe importar más la fidelización que la comisión, tienen que apostar por ofrecer un mayor servicio al cliente y no pensar en el dinero que pierden en cada transacción. Esto supone empezar a pensar de una forma distinta. Dejar de sentirse intermediarios y ser facilitadores de procesos.

El sector financiero no es el único que está coqueteando con estos sistemas

Uno de los que más ha experimentado con blockchain es el de los seguros. Se podría automatizar la gestión de un accidente y hacerlo con total transparencia. El usuario se vería beneficiado, ya que desaparecen los intermediarios y se resuelve el problema en tiempo real. El proceso operativo sería más eficiente. Incluso con el internet de las cosas podríamos evolucionar a un modelo de negocio preventivo en lugar de correctivo, donde las empresas podrían adelantarse a los problemas. Unos sensores podrían detectar una incidencia climatológica en un campo y reportársela a un seguro agrícola para que integre el pago en tiempo real con un modelo de seguro que podría ser más personalizable.

¿Qué otros sectores están apostando por esta tecnología?

Hay aplicaciones interesantes en ámbitos como la salud, el sector farmacéutico o incluso las agencias de viajes. En el primero, los hospitales podrían intercambiar el historial médico de un paciente en tiempo real de manera segura. Las farmacéuticas podrían hacer un seguimiento desde la ideación de un fármaco hasta que se comercializa, para evitar fraude por la transparencia del sistema. En el caso de los viajes, también sería fundamental por su trazabilidad: poder identificar dónde está un equipaje y reducir la pérdida de maletas. Donde no han puesto aún el foco pero deberían hacerlo pronto es en el ámbito gubernamental.

¿Por qué?

A los gobiernos les produce miedo la desaparición de intermediarios que se plantea con el blockchain, porque los intermediarios son ellos. Ahora es la tecnología la que lo regula todo. Pero no debe ser así, no tienen que posicionarse como freno, sino como actor protagonista que ayude a la adaptación de las nuevas tecnologías a los usuarios finales y convertirse en un acelerador. Si los reguladores logran tomar este rol, pueden hacer evolucionar exponencialmente esta tecnología, con la que todos salimos ganando.

Más información

Retina

26/06/2017
09

"El conocimiento es cada vez menos importante”

El responsable tecnológico en Europa, África, Oriente Medio e India de Fujitsu, Joseph Reger, asegura que tenemos que entrenar la creatividad y vigilar que los políticos sepan de tecnología

Normas
Entra en EL PAÍS