Las cinco tendencias que cambiarán la fabricación industrial
FIRMA INVITADA

Las cinco tendencias que cambiarán la fabricación industrial

La industria no va a cambiar: está cambiando. Y estas son las cinco fuerzas que la mueven, según Ralf Schulze, de Zebra Technologies

La cuarta revolución industrial, también llamada industria 4.0, está en pleno progreso y ha comenzado a cambiar el panorama del sector. En 2016, presenciamos el incremento del Internet of Things (IoT) como impulsor de la industria 4.0. Los fabricantes han reconocido que la presión de la alta eficiencia, la mayor competencia y demanda de flexibilidad requieren de inversión en proyectos de IoT. Sin embargo, en términos de interconectividad y experiencia IoT, los responsables en el sector de la fabricación parecen rezagados con respecto a otros sectores como el logístico.

Según un estudio de tendencias entre compañías logísticas y de fabricación llevado a cabo por la consultora PAC, el 48% de las empresas de logística afirma que ha conectado sus instalaciones en distintas localizaciones, en comparación con el13% de las empresas de fabricación. Además, las primeras han implementado más proyectos IoT que los fabricantes.

Una cosa está clara: la industria 4.0 transformará los modelos de negocio en el sector de la producción a largo plazo, por lo que ¿cómo pueden los fabricantes aprovechar el IoT para hacer que sus modelos sean sostenibles y viables en el futuro? Y ¿cómo pueden sobrevivir a la cuarta revolución industrial y asegurar su relevancia en el mercado?

Existen cinco tendencias que cambiarán la forma de trabajar en el sector de la fabricación:

  • Transformación de Servicios

Las compañías están introduciendo cada vez más servicios adicionales para mejorar sus portfolios y fidelizar al cliente. Los nuevos servicios relacionados con productos ya existentes están diseñados para crear un ecosistema que promueva la relación con el cliente de manera continua, en lugar de interacciones puntuales.

  • Everything-as-a-Service

El Software-as-a-Service fue tan solo el principio. Las empresas de todos los sectores están pasando de modelos de negocios basados en la propiedad del producto a contratos de pago por uso. Los fabricantes proporcionarán cada vez más resultados y servicios en vez de productos, como por ejemplo, movilidad en lugar de coches. Los clientes únicamente pagarán por un servicio cuando lo necesiten, trasladando los costes de almacenamiento y mantenimiento a los fabricantes. Estos servicios personalizables están estrechamente vinculados a:

  • Individualización

Hoy en día, los clientes requieren productos y servicios adecuados a sus necesidades, haciendo que la producción en masa sea ineficiente y cambiando los modelos de negocio de los fabricantes de “vendemos lo que hacemos” a “hacemos lo que vendemos”. No obstante, la posibilidad de combinar miles de opciones de producción y productos personalizados supone una complicación que requiere de sistemas potentes y fiables para procesar gran cantidad de datos de manera correcta y eficiente.

  • Hipercompetencia

La industria manufacturera está siendo testigo de un cambio en el entorno competitivo. El incremento de la competencia va de la mano de una “guerra por el talento”. Durante los últimos nueve años, según el Federal Ministry of Education and Research (BMBF), el número de prácticas ha excedido la demanda. En 2015, por ejemplo, había 563.054 prácticas disponiles, pero únicamente 542.806 candidatos. Un 30% de las empresas industriales no fueron capaces de cubrir esos puestos de acuerdo con la German Industry and Trade Federation (DIHK), con una mayoría de empresas atribuyendo este hecho a la falta de candidatos adecuados. Se deduce entonces que existe una dificultad para encontrar talento y las compañías compiten entre ellas, no solo por cuota de mercado, sino también por empleados que puedan asegurar su futuro en un mundo digitalizado.

  • Convergencia Digital

La producción y las cadenas de suministro están adentrándose en la esfera digital con nuevos productos y servicios que involucran diversas tecnologías como RFID, WLAN, vídeo o localización. Estas tecnologías y los diferentes tipos de datos que ofrecen se unifican y son accesibles a través de una gran variedad de aplicaciones y dispositivos, pues el mundo físico y digital cada día está más conectado gracias al IoT.

A cada empresa de fabricación le afecta al menos una de estas tendencias. Ahora mismo, el IoT sigue resultando un misterio o incluso una jungla impenetrable para muchas de ellas. La dificultad de integración de los datos y la falta de conocimiento hacen que los proyectos de IoT muchas veces no se lleven a cabo. Sin embargo, merece la pena. El IoT conecta a los fabricantes con sus proveedores, clientes y su propio personal, así como con máquinas y materiales a lo largo de toda la cadena de producción, proporcionando visibilidad en tiempo real de todas las operaciones y procesos del negocio.

Ayuda a los fabricantes a mejorar y expandir sus servicios permitiéndoles responder a las demandas rápidamente, por lo que se asegura la fidelidad del cliente. Las empresas que emplean el IoT podrán beneficiarse de la transformación de servicios y de la tendencia everything-as-a-service. Además, las plataformas de IoT ofrecen la infraestructura necesaria para procesar e integrar una gran cantidad de datos y reducir la complejidad de los procesos provenientes, por ejemplo, de la individualización masiva de los productos. Finalmente, los modelos de negocio se mejoran y fortalecen debido al incremento de la productividad y a la reducción de costes, por ejemplo a través del mantenimiento predictivo y la menor parada de la producción.

Las empresas tendrían, por tanto, que centrarse en los beneficios de la digitalización y acoger a corto plazo los retos del IoT. Deberían considerar el IoT como una herramienta indispensable que les equipa con información útil y una mayor productividad, lo que les aportará la competitividad que necesitan para sobrevivir en un entorno hipercompetitivo y dominar los retos a largo plazo de la industria 4.0 para sus modelos de negocio.

Ralf Schulze es manufacturing Lead EMEA, Zebra Technologies

Retina

26/06/2017
09

"El conocimiento es cada vez menos importante”

El responsable tecnológico en Europa, África, Oriente Medio e India de Fujitsu, Joseph Reger, asegura que tenemos que entrenar la creatividad y vigilar que los políticos sepan de tecnología

Normas
Entra en EL PAÍS