fintech
Fintech

La digitalización bancaria acecha a la tarjeta de crédito

Banco Santander ofrece sacar dinero del cajero con cualquier sistema operativo. También el resto de la banca permite ya prescindir de las tarjetas usando móviles. ¿El último episodio de la decadencia del plástico de las tarjetas?

Colas, transferencias, pagos, libretas, tarjetas… Todo lo relacionado con la banca parece converger en una dirección: el móvil u otros wearables (accesorios de pequeño tamaño) como el reloj. Reacción a la amenaza de las fintech (contracción de las palabras inglesas finance y technology), startups que ofrecen productos o servicios a sus consumidores de forma rápida y sencilla y que están llevando a los servicios financieros a una transformación similar a la que experimentaron en el pasado la música o los medios de comunicación.

Hace tiempo que las tarjetas tal y como las hemos conocido son cada vez menos necesarias para pagar en los comercios gracias al estándar NFC (near field communication, o  comunicación de campo cercano), una tecnología de principios de siglo ya instalada en móviles y wearables como los relojes inteligentes (qué lejos quedan los tiempos de Mobipay, que permitía el pago mediante mensajes de texto).

Los pagos por móvil son, de hecho, la estrella del universo fintech, con innumerables aplicaciones como Android Pay, Samsung Pay, Apple Pay, PayPal, Twyp, Stripe, Bindo, Carspring, Razorpay, Square o Pount. Tanto es así que, conscientes de no poder hacer la guerra por su cuenta, una treintena de bancos, con la gran banca liderando, ya se alió hace dos años en torno a Bizum para copar los pagos entre particulares.

Cajero contactless de Banco Santander

El gran beneficiado parece el cliente. Y un daño colateral será el plástico de las tarjetas, algo que nuestros hijos o nietos verán como los niños de hoy ven a los casetes. “Probablemente seremos la última generación que use tarjetas de débito y crédito”, preveía en 2015 John Stumpf, antiguo consejero delegado de Wells Fargo. Una previsión algo optimista: las tarjetas constituyen una parte fundamental de la cuenta de resultados de la banca en tiempos de tipos de interés bajos.

El plástico no solo dejará de ser recurrente en los comercios. Muchas entidades como Bankia o La Caixa ofrecían contactless en sus cajeros. Banco Santander es desde el pasado 6 de abril la primera entidad que permite retirar dinero en cajeros automáticos con los dos principales sistemas operativos móviles, según fuentes de la propia entidad. Así, sus clientes ya pueden retirar dinero con smartphones equipados con Android o iOs en 1.850 cajeros de su red (el 40% del total), y que antes de fin de año serán 2.300 los que estén equipados con un lector contactless.

Siguen la línea trazada por algunas entidades foráneas como Wells Fargo. Los pagos con sistemas iOs, sin embargo, están restringidos en España a la aplicación Apple Pay, un servicio que aterrizó a finales de año en España de la mano de la entidad que preside Ana Botín. Este acuerdo ha permitido al banco copar la mitad de los pagos por móvil en España. 

La operativa es “segura, rápida y fácil”, afirman en el banco: Tan solo hay que acercar el móvil al lector contactless del cajero (en el caso de Apple Pay, desbloqueando previamente con huella), insertar el PIN y operar. Entre otras funcionalidades, además permitirán ingresar dinero en la cuenta corriente del cliente (o de otro cliente del Santander) con o sin tarjeta, devolver el cambio preciso con monedas y billetes o pagarán recibos, tasas y tributos con tarjeta o en efectivo desde el mismo cajero.

Así operan las entidades

La tarjeta es, desde hace tiempo, un obstáculo que hay que superar para operar con dinero. Esta es la oferta de las entidades. 

La Caixa. La entidad explicó ayer que fue la primera entidad financiera del mundo en instalar este tipo de terminales. Para usarlos, hay que contar con Caixabank Pay y un móvil con sistema Android). La entidad, además, cuenta con un sistema para enviar a cajeros mediante un código con Línea Abierta.

Bankia. El banco cuenta tanto con una red de cajeros contactless que funcionan exclusivamente con el sistema operativo Android como con un sistema de códigos para enviar dinero a los terminales.

Banco Sabadell. Esta entidad cuenta con un sistema llamado Instant Money, que consiste en que un emisor escoge un importe y la tarjeta a la que quiere cargar el reintegro. El sistema genera un código otp (one time password) que será el que sirva para retirar dinero.

BBVA. La entidad ofrece por un lado la opción efectivo móvil, con la cual se genera una clave que hay que introducir en el cajero. También puede acceder con el usuario y password de la web. También se generará una clave que se envía al móvvil y que hay que confirmar. 

Todo es poco para atraer al cliente al cajero y sacarlo de las oficinas (y ahuyentarlo del peligro de startups). En un mundo de alta velocidad, tenemos que responder en tiempo real: todos los bancos, nosotros también, nos estamos convirtiendo en empresas tecnológicas”, aseguró recientemente la presidenta, Ana Botín.“Si queremos continuar siendo la opción preferida de nuestros clientes, tendremos que cambiar. En algunos aspectos el cambio puede ser incremental; en otros, radical”, advertía en noviembre pasado. La presidenta anunció el pasado viernes, por cierto, que va a invertir 1.900 millones anuales en tecnología. 

Su homólogo en BBVA, Francisco González, admitió la pasada semana que el sector está sufriendo una transformación completa, y que “se dirigen hacia una nueva y mejor" industria financiera: “Pero no sabemos cuál será su configuración final, ni si los bancos tendrán en ella una posición relevante o ninguna en absoluto”. González, eso sí, cree que los bancos todavía tienen un cierto margen de tiempo”. Por si acaso, la entidad ha realizado movimientos como comprar el 29,5% de Atom, el primer banco exclusivamente móvil de Reino Unido o la de OpenPay, una startup mexicana, nacida en Querétaro en 2013 y dedicada a facilitar el comercio electrónico, especialmente a través del móvil.

A principios de 2016, La Caixa lanzó imaginBank, un banco sólo móvil que se reivindica como el primero que se pone en marcha en España y el primero en el mundo en que la operativa se realiza sólo a través de apps para dispositivos móviles y para redes sociales, por lo que va dirigido especialmente a los jóvenes.

El acuerdo con Apple ha permitido a Banco Santander copar la mitad de los pagos por móvil en España, según fuentes de la entidad

Desde las fintech se rechaza esta idea de que la banca esté colaborando con las fintech. "Lo más importante que ahora mismo hay para desarrollar el ecosistema fintech sería el libro blanco y tenemos instituciones que han rechazado colaborar con 5.000 euros, como BBVA que es una de las abanderadas", asegura Jesús Pérez,presidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI). "Y esos negocios podrían hacerlos ellos luego, nadie limita que hagan crowdlending, crowfunding". Y prosigue: "El fondo de Santander de innoventures no invierte en España... Si repasas lo que ha invertido cualquier banco español en fintech... Cualquier fondo ha invertido más que la mitad del sector. No han invertido absolutamente nada, lo único que han hecho son aceleradoras, congresos, dándoles 5.000 euros a las startups y poco más".

Pérez cree que las fronteras se diluirán con el paso del tiempo. "La discusión entre fintech y banca desparecerá en un par de años como ha desaparecido la de medios digitales o tradicionales, ya no hay prácticamente medios que se consideren solo de papel".

Más información

Retina

26/06/2017
09

"El conocimiento es cada vez menos importante”

El responsable tecnológico en Europa, África, Oriente Medio e India de Fujitsu, Joseph Reger, asegura que tenemos que entrenar la creatividad y vigilar que los políticos sepan de tecnología

Normas
Entra en EL PAÍS