Mapa

¿Qué países conquistarán antes los robots?

Japón está a la cabeza en la carrera de la incorporación de la inteligencia artificial en el trabajo

La expansión de la inteligencia artificial es ya imparable, aunque la velocidad de su avance es distinta según el lugar del mundo que valoremos. El ritmo de automatización de tareas será variable dependiendo del nivel de desarrollo de cada región pero ya hay estadísticas que muestran qué países van a la cabeza en esta carrera. El estudio A future that works: automation, employment and productivity, elaborado por el instituto McKinsey, examina el potencial de incorporación de inteligencia artificial en el trabajo de 46 países, que representan alrededor del 80% de la fuerza de empleo mundial. En el mapa se muestra el porcentaje de actividades laborales que podrían ser automatizadas en cada uno de ellos.

Entre los datos destaca Japón, que llegará a tener el 55,7% de sus tareas asumidas por robots o programas informáticos. España, donde se calcula que la automatización pone en riesgo un 12% de los empleos, se queda varios puntos por debajo del gigante asiático en un 48,5%. Los responsables del estudio prestan atención a actividades individuales en lugar de a ocupaciones porque entienden que cada trabajo está compuesto por distintas tareas con niveles diferentes de automatización. Y aseguran que alrededor de la mitad de las labores que realizan a día de hoy los trabajadores se acabarán automatizando.

Aunque la literatura dice que esta nueva revolución influirá especialmente a los países desarrollados y en vías de desarrollo, muchos de los segundos no se ven reflejados en este informe —según los autores, los datos actuales no permiten hacer una previsión fiable—. Pero, ¿de qué dependen las diferencias entre los países que se ven en el mapa? Básicamente de dos factores: el tipo de empleos mayoritarios en su territorio y su nivel de crecimiento.

Por ejemplo, los países con más progreso podrán adoptar más rápido algunas soluciones hardware que requieren mucha inversión inicial y eso les hará liderar la transformación. Y aquellos como Japón, con muchos empleos dedicados a la producción y la administración —que podría realizar un robot fácilmente—, convivirán antes con androides que otros países como Estados Unidos, con más profesiones menos automatizables, como arquitectos o ingenieros.

El estudio, publicado en enero de este año, estima que con el desarrollo de la inteligencia artificial se incrementará la productividad y el PIB, pero también detalla que para eso es necesario que la automatización se acompañe de "medidas adicionales como la reelaboración de procesos o el desarrollo de nuevos productos, servicios y modelos de negocio".

Más información

Retina

28/05/2017
07
Cómo combatir la procrastinación

Cómo combatir la procrastinación

Te explicamos por qué ordenar tu escritorio te parece una idea divertidísima justo cuando tienes que ponerte a trabajar y cómo evitarlo

Normas
Entra en EL PAÍS