Así son las nuevas empresas que no solo buscan hacer negocio
Transformación

Así son las nuevas empresas que no solo buscan hacer negocio

El certificado B Corp acredita a compañías que priorizan el impacto social por encima del beneficio económico

Las empresas buscan ganar dinero. Obviamente. Pero existen también compañías para las que los ingresos son apenas un instrumento para obtener un beneficio social. Y no estamos hablando de las ONGs. Son las llamadas empresas con certificados B Corp.

  • ¿Qué es eso?

B Corp es un movimiento empresarial que busca priorizar el impacto social y medioambiental por encima del beneficio económico. Las empresas que demuestren que cumplen ciertos estándares sociales y medioambientales obtienen un certificado que las acredita como empresas B Corp.

Algunas empresas buscan obtener certificados ISO para atestiguar que cumplen una serie de normas relativas a la calidad, responsabilidad social o ambiental en un marco común internacional de referencia. Otras, invierten en áreas de responsabilidad social corporativa. Pero el sistema B Corp da un paso más en este sentido.

  • ¿Cómo nace este movimiento?

Es difícil encontrar alianzas con empresas aquí. Aún no hemos sacado demasiado provecho de esta certificación”.

Los fundadores de la conocida marca de zapatillas de baloncesto AND1, que llegó a ser número dos de ventas en EE UU por detrás de Nike, se vieron frustrados cuando, al vender su empresa, los nuevos propietarios acabaron con las políticas sociales y medioambientales que habían aplicado desde su origen porque no reportaban un beneficio económico. Por ese motivo, en 2006 crearon B Lab, una organización sin ánimo de lucro que promueve el certificado B Corporation.

  • ¿Qué tipo de empresas la obtienen y cuánto cuesta?

 photo giphy 1_zpszyaac6gr.gif

Fundamentalmente startups y pymes. Más del 80% de las compañías españolas B Corp tienen este perfil. “Son empresas con una clara vocación de impacto desde su inicio y una motivación en este sentido desde su fundación. En pocas palabras: empresas con "b de buenas”, aclara Pablo Sánchez, representante de B Corp en España. “También hay alguna familiar, tradicional, que se plantea una transformación”.

La tasa anual se incrementa en función de la facturación de la empresa. La tarifa básica es de 500 euros, siempre que tu empresa no facture más de 150.000 euros anuales.

  • Entrando en materia...

Vivir en un pueblo en la era 4.0 no es tarea fácil. En muchas localidades pequeñas no hay escuelas, hospitales o entidades bancarias. Solo un 20% de la población española se concentra en pueblos, según datos del Banco Mundial y más de la mitad de los municipios tiene menos de 1.000 habitantes.

Ante este problema, los hermanos Juanjo e Israel Manzano decidieron fundar Almanatura, una empresa para luchar contra la despoblación rural. Almanatura organiza cursos para enseñar a personas mayores a utilizar las nuevas tecnologías, fomenta la capacidad emprendedora de mujeres en entornos rurales y promueve la empleabilidad.

Imagen promocional de B Corp

En 2013, los impulsores de esta empresa descubren el movimiento B Corp y deciden formar parte de él. “Vimos que el portal change.org tenía este certificado y empezamos a investigar para ver en qué consistía”, recuerda Juanjo Manzano, de 39 años. “Comprendimos que somos una empresa social y que por eso no nos entendían las ONGs ni las compañías tradicionales. Al llegar a B Corp nos sentimos entre gente que hablaba nuestro idioma”.

Tras hablar con EE UU y pasar un proceso de certificación de tres meses, Almanatura se convirtió en la primera empresa española en formar parte de este movimiento.

  • Cómo ser una B Corp

El proceso de certificación comienza con una autoevaluación que las empresas pueden realizar online. “Se tienen en cuenta cinco puntos fundamentales”, explica Sánchez. “La gestión o toma de decisiones, el área de trabajadores, preocupación por la comunidad, interés medioambiental y relación con clientes y proveedores”.

Tras rellenar el informe, el sistema evalúa tu empresa en una escala de 200 puntos. Si obtienes más de 90, puedes solicitar una revisión y enviar una serie de documentación para que un equipo de analistas acredite que realmente cumples los requisitos. En ese momento, consigues el certificado, que tiene una validez de dos años prorrogables tras un nuevo proceso de validación.

“Para nosotros fue un proceso duro”, cuenta Pere-Joan Cardona, CEO de Manremyc, una de las últimas empresas españolas en formar parte de B Corp. “Estuvimos un año introduciendo datos sobre nuestros proveedores, los productos sostenibles energéticamente que utilizábamos, la transparencia en nuestra gestión...”. Este emprendedor de 50 años reconoce que incluso tuvieron que cambiar los estatutos de su empresa para incluir que son respetuosos con el medio ambiente y tienen un propósito de impacto social. “Aun así, fue un proceso de aprendizaje mutuo, B Lab nos ayudó mucho. No solo evalúan, de alguna manera también te asesoran”.

  • ¿Qué gana una empresa con este certificado?

La aportación de B Corp a una empresa no puede calificarse como material. “Requiere un compromiso, pero tiene muchas ventajas”, opina Sánchez. “Te permite acceder a una comunidad en la que se mueven compañías que tienen el propósito de crear un impacto positivo en la sociedad, crear alianzas con ellas”. También considera que influye en el espíritu de mejora de la empresa. “Son más conscientes de introducir en su día a día prácticas con incentivo social”.

  • Una marca desconocida

Sin embargo, el reconocimiento del cliente es una cuestión en la que queda mucho trabajo por hacer. Sánchez admite que la gente no conoce B Corp, aunque considera que será un importante valor diferencial cuando el movimiento crezca. En España son 33 las empresas certificadas frente a las más de 2.000 que hay en el mundo.

“Estamos trabajando en alianzas con escuelas de negocio, aceleradoras e incubadoras pero el empresario medio todavía desconoce lo que somos”, reconoce Sánchez. “De momento somos conocidos casi exclusivamente en sectores con sensibilidad por este tema y con vocación de impacto”.

Cardona coincide en que todavía no existe en España una red suficientemente madura para obtener una ventaja competitiva. “Nuestro mercado está en Asia; es difícil encontrar alianzas con empresas aquí. Aún no hemos sacado demasiado provecho de esta certificación”.

Retina

30/04/2017
Cómo combatir la procrastinación
05

Cómo combatir la procrastinación

Te explicamos por qué ordenar tu escritorio te parece una idea divertidísima justo cuando tienes que ponerte a trabajar y cómo evitarlo

08

El fin de la ley de Moore

Los ordenadores cuánticos al asalto de la inteligencia artificial. Y el blockchain, al de la música.

El fin de la ley de Moore
Normas
Entra en EL PAÍS