El talento está detrás de la pantalla
TRIBUNA

El talento está detrás de la pantalla

Son el engranaje de la locomotora que nunca se detiene. Su tarea va más allá de administrar la nómina, gestionar el talento y determinar cuáles son las necesidades de mano de obra en una organización. Los departamentos de recursos humanos (RRHH) son una pieza clave en el mosaico empresarial que determina el éxito de en una compañía. Sin embargo, el surgimiento de nuevas herramientas digitales ha trastocado la manera de manejar el capital humano.

Los principales retos que tienen por delante estas áreas son la transformación de sus tareas y la adopción de nuevas formas de gestión del talento, dice Isabel Iglesias, directora de Etrania, una firma especializada en la asesoría de recursos humanos. Los departamentos de RRHH tienen que ser los impulsores de la transformación, destaca Íncipy, una consultora que ayuda a las empresas en la evolución digital.  “La innovación es permanente tanto dentro como fuera. Y para ello es necesario cambiar y readaptar la cultura, los procesos y las estrategias”, destaca en un análisis

La fórmula del éxito en la implementación de nuevas tecnologías es heterogénea, sin embargo, hay algunas claves que pueden a contribuir a la transformación digital.

  La marca es importante. Ya no es suficiente con que las empresas digan que son las mejores en cuanto a talento. “Hay que empezar a demostrarlo a través del valor más importante de la empresa: el personal”, dice Iglesias. Para Íncipy, ahora el talento es el que elige dónde y con quién quiere colaborar. “Candidatos y empleados son digitales y ya no somos lo que decimos que somos, sino lo que dicen notros en la red y cómo se nos percibe”, añade en un análisis.

En este sentido, recomienda a los departamentos de recursos humanos servirse del employer branding: la fidelización del capital humano. La idea es construir una marca para que sea reconocida, tanto dentro como fuera de una organización, como un buen sitio para trabajar, gracias a los incentivos y las condiciones que ofrece la firma. “Hay que transmitir una buena imagen, pero esta debe ser real”, destaca Iglesias.

Para que esta estrategia funcione es importante mantener una relación constante con el área de marketing, comenta la experta de Etrania. Un ejemplo del éxito que ha tenido el employer branding ha sido Google, que durante años ha construido su reputación gracias  a la transmisión de una buena y a los beneficios ofrece a sus trabajadores.

3.   El Big Data, tu mejor aliado. Las nuevas tecnologías son cada vez más eficientes a la hora de medir y analizar patrones, dice un estudio de Íncipy. Los departamentos de recursos humanos tiene entre sus manos miles de datos e información de los trabajadores de una empresa. Saben quién es el empleado con el mayor rendimiento, el más puntual, aquel que tiene una mejor preparación académica y el mayor potencial de crecimiento. Analizar esta información en un sistema, con objetivos precisos, impactará de manera positivo el rendimiento y la gestión del talento, comenta Iglesias.