Saskia Sassen: “La digitalización reestructura no solo el espacio de trabajo sino también los hogares”
TRIBUNA

Saskia Sassen: “La digitalización reestructura no solo el espacio de trabajo sino también los hogares”

“No estoy interesada en la reluciente superficie de lo digital, sino en sus entrañas”. Así comenzaba Saskia Sassen, socióloga galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales de 2013 y autora de la obra de referencia La ciudad global: Nueva York, Londres, Tokio, una de sus conferencias en la Universidad de Columbia. Sassen quiere descifrar el impacto de la nueva economía online en todas las facetas de su poder transformador. Sobre ellas hablará en RETINA, el foro iberoamericano de transformación digital de EL PAÍS patrocinado por Ibedrola, Telefónica y Banco Santander que se celebra del 10 al 11 de mayo en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.  Puedes comprar tus entradas para el evento aquí.

Sassen ha reflexionado sobre el impacto benefactor que pueden tener la era online, como indica en su ensayo Digitalización y trabajo: Desafíos potenciales en mercados de salarios bajos: “La digitalización se ha convertido en una manera de reestructurar no solo el espacio de trabajo sino también los hogares de los empleados. Puede ayudar a transformar un vecindario en una especie de salvavidas social. Por ejemplo, en caso de un problema (un niño enfermo cuyo padre está en el trabajo, violencia policial, etcétera) una aplicación digital que incluya a todos los residentes de un vecindario puede suponer una rápida llamada para el despliegue de vecinos, abuelas, peluqueros, tenderos y otro tipo de personas que se encuentran en un espacio fijo”.

"No estoy interesada en la reluciente superficie de lo digital, sino en sus entrañas”

Pero la otra cara de la moneda digital también preocupa a la pensadora. En una entrevista con The Guardian, Sassen comparaba Internet con un martillo: “Lo puedes usar para matar o para construir una casa”. En el citado artículo, Digitalización y trabajo…, Sassen carga contra una situación que considera “inaceptable”, el olvido del mundo digital de los más desfavorecidos en el desarrollo de aplicaciones y tecnologías que ayuden a mejorar la calidad de vida en los barrios más pobres: “La cuestión es qué podemos hacer con las tecnologías actuales, pero no lo estamos haciendo por diversos motivos: falta de inversión, falta de motivación, falta de interés en hogares, individuos y localidades con pocos recursos. Hay largas listas de apps para encontrar spas o restaurantes de lujo, pero apenas las hay que te informen de una tienda de alimentación saludable en un barrio modesto o pobre”.