El 'ecommerce' explota en México
TRIBUNA

El 'ecommerce' explota en México

Llegó tarde, pero pronto estará a la cabeza. México se prepara para convertirse en la gran potencia del comercio electrónico en Latinoamérica. Según los pronósticos de la consultora eMarketer, en 2019 logrará ser el país con las mayores tasas de crecimiento en la venta online de toda esta región. Actualmente este sector mueve ya casi 10.000 millones de euros al año. En dos años, de acuerdo con el Estudio Comercio Electrónico en México 2015, su facturación se ha doblado.

“El consumidor ha evolucionado mucho en el último lustro. Ha aumentado la confianza en la transacción en línea y los usuarios han ampliado su espectro de uso en diferentes plataformas y servicios”, explica Manolo Atala, director de la firma mexicana de comercio electrónico Cornershop. Otra de las grandes fortalezas del ecommerce en México es su oferta. “Tenemos una mezcla de jugadores nacionales y extranjeros que pocos países pueden igualar”, afirma Eric Pérez-Grovas, presidente de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

En dos años la facturación del 'ecommerce' en México se ha doblado.

Amazon, eBay, Linio, Mercado Libre, Walmart, Liverpool o Best Buy son algunos ejemplos. Aunque también vienen pisando fuerte startups locales como Gaudena o Petsy. “Viajes es la categoría en México con un mayor peso, arrancó antes que las demás, pero también representan sectores fuertes las compras digitales (descargas de música y vídeos), electrónica y moda”, añade el portavoz de AMVO.

A pesar de este crecimiento, México aún se encuentra en desventaja en el número de compradores online. Brasil, México y Argentina llevan la delantera, seguidos por Chile, Colombia, Perú y Venezuela. Los dos primeros ganan la partida en términos de volumen de usuarios con 37,3 y 16,2 millones respectivamente, según los pronósticos de eMarketer para 2015. Y en 2019, aunque nadie batirá a México en el crecimiento de su asalto al ecommerce, tanto Brasil como Argentina tendrán un mayor porcentaje de compradores online: 48,3% y 40,3% respectivamente frente al 32.3% de México.

Aun con esta desventaja, los buenos síntomas se acumulan y las empresas del ramo no dejan de crecer. El último informe publicado por la firma de análisis comScore —titulado Futuro Digital México 2015 incorpora un ranking con los diez mejores sitios de comercio electrónico en el país en la categoría retail de acuerdo con el tráfico registrado entre enero y marzo de este año. MercadoLibre, Amazon y eBay ocupan las tres primeras posiciones. El director de MercadoLibre México, Ignacio Caride, explica su éxito: “Hemos adaptado nuestro modelo de negocio a lo largo de 16 años para mantenernos siempre relevantes y atender las necesidades de un mercado en constante cambio. Tener la capacidad de evolucionar y de mejorar nuestra oferta nos ha permitido crecer de manera exponencial a nivel regional”. Esta compañía de compras, ventas, pagos y subastas por Internet fundada en agosto de 1999 cuenta ya con más de 126 millones de usuarios registrados y opera en 12 países de Latinoamérica, así como en Portugal, donde inició operaciones en 2010.

El crecimiento de este tipo de empresas en México ha sido posible gracias a una evolución en la percepción que el consumidor mexicano tenía de las compras online. Según los expertos consultados, ha aumentado la confianza en la transacción en línea y los usuarios han comenzado a adquirir productos y servicios a través de diferentes plataformas: dos tercios de los compradores utilizan un dispositivo móvil (smartphone y/o tableta) para este fin, según la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

La penetración de la tarjeta de crédito sigue siendo baja, menos del 20% de los mexicanos la usan para sus pagos.

Sin embargo, los pagos electrónicos son aún una de las áreas de mejora en la que trabajar: “Todavía existe una baja penetración de las tarjetas de crédito (inferior al 20%) y los bancos aún rechazan un porcentaje importante de transacciones electrónicas, en mayor volumen que en otros países. Para subsanar esa deficiencia, se instrumentan más medios de pago (en tiendas de conveniencia como OXXO, en una farmacia, en el banco, a través de PayPal, etc.), pero no es lo ideal porque la naturaleza del comercio electrónico es hacer todo desde el ordenador, tableta o teléfono”, subraya Pérez-Grovas, presidente de AMVO.